Animismo

El animismo es la doctrina de que las cosas, incluso las inanimadas, tienen alma. (Animus es la palabra latina para alma). Se trata de una antigua creencia que pudo haber sido ofrecida como una explicación a la diferencia entre algo que está vivo y algo que está muerto. Pudo haber sido ofrecida también como una explicación de las apariciones de personas en alucinaciones o sueños. Animus, espíritu o energía que existe independientemente de si esa cosa u objeto está vivo, muerto o inanimado.

Algunas personas creen que las almas de los seres humanos existen antes y/o después de que el cuerpo muere. Algunos creen que las almas de los animales y las plantas nunca se extinguen. Algunos piensan que los objetos inanimados tienen alma.

En estos tiempos modernos, el animismo es popular entre los creyentes de la Nueva Era. Y es sobretodo popular entre la gente que encuentra el consuelo en tradiciones como el chamanismo, quizás porque esta se siente atraída por la idea del estado alterado de conciencia.

El término fue acuñado por Edward Burnett Tylor en Primitive Culture (1871). El psicólogo infantil Jean Piaget sostenía que el animismo era una de las tendencias en el pensamiento del niño pre-racional (Zusne y Jones, 1989: 27). El animismo es evidente en muchos cuentos de hadas, la mayoría de los dibujos animados, y en algunos anuncios de televisión, donde incluso el papel higiénico puede hablar con conciencia.

Para saber más…

Tylor, Edward Burnett. (1871/1974). Primitive culture: researches into the development of mythology, philosophy, religion, art, and custom. Gordon Press.

Zusne,  Leonard and Warren Jones. Anomalistic Psychology: A Study of Magical Thinking. 2nd edition. (Lawrence Erlbaum Assoc. 1989).

Post navigation