Welcome to Magazine Premium

You can change this text in the options panel in the admin

There are tons of ways to configure Magazine Premium... The possibilities are endless!

Member Login
Lost your password?

Bermudas (Triángulo de las Bermudas, Triángulo Diablo)

El Triángulo de las Bermudas (también conocido como el Triángulo del Diablo) es un área triangular en el Océano Atlántico limitada aproximadamente en sus puntos por Miami, Bermudas y Puerto Rico. La leyenda dice que muchas personas, barcos y aviones han desaparecido misteriosamente en esta área. Cuántos han desaparecido misteriosamente depende de quién está localizando y contando. El tamaño del triángulo varía de 500.000 millas cuadradas a tres veces ese tamaño, dependiendo de la imaginación del autor (algunos incluyen las Azores, el Golfo de México y las Indias Occidentales en el “triángulo”). Algunos remontan el misterio a la época de Colón. Aun así, las estimaciones varían de aproximadamente 200 a no más de 1.000 incidentes en los últimos 500 años. Howard Rosenberg afirma que en 1973 la Guardia Costera de los Estados Unidos respondió a más de 8.000 llamadas de socorro en el área y que más de 50 barcos y 20 aviones se han hundido en el Triángulo de las Bermudas en el último siglo.

Se han dado muchas teorías para explicar el misterio extraordinario de estos barcos y aviones perdidos. Los extraterrestres malvados, los cristales de residuos de la Atlántida, los humanos malvados con dispositivos antigravitatorios u otras tecnologías extrañas y los vórtices viles de la cuarta dimensión son los favoritos entre los escritores de fantasía. Los campos magnéticos extraños y la flatulencia oceánica (gas metano desde el fondo del océano) son los favoritos entre los que tienen una mentalidad técnica. El clima (tormentas eléctricas, huracanes, tsunamis, terremotos, olas altas, corrientes, etc.), la mala suerte, los piratas, las cargas explosivas, los navegantes incompetentes y otras causas naturales y humanas son las favoritas entre los más escépticos.

Hay algunos escépticos que argumentan que los hechos no apoyan la leyenda, que no hay ningún misterio que resolver y nada que deba explicarse. El número de naufragios en esta área no es extraordinario, dado su tamaño, ubicación y la cantidad de tráfico que recibe. Muchos de los barcos y aviones que han sido identificados como desaparecidos misteriosamente en el Triángulo de las Bermudas no estaban en absoluto en el Triángulo de las Bermudas. Las investigaciones hasta la fecha no han producido evidencia científica de ningún fenómeno inusual involucrado en las desapariciones. Por lo tanto, no se necesita ninguna explicación, incluidas las llamadas científicas, en términos de gas metano liberado del fondo del océano, perturbaciones magnéticas, etc. El verdadero misterio es cómo el Triángulo de las Bermudas se convirtió en un misterio.

La leyenda moderna del Triángulo de las Bermudas comenzó poco después de que cinco aviones de la Armada [Vuelo 19] desaparecieran en una misión de entrenamiento durante una severa tormenta en 1945. La teoría más lógica de por qué desaparecieron es que la brújula del teniente piloto Charles Taylor falló. Los aviones de los aprendices no estaban equipados con instrumentos de navegación que funcionaran. El grupo estaba desorientado y simplemente, aunque trágicamente, se quedó sin combustible. No es probable que hayan estado involucradas fuerzas misteriosas aparte de la misteriosa fuerza de la gravedad en aviones sin combustible. Es cierto que uno de los aviones de rescate explotó poco después del despegue, pero probablemente se debió a un tanque de gasolina defectuoso y no a fuerzas misteriosas.

A lo largo de los años ha habido docenas de artículos, libros y programas de televisión que promueven el misterio del Triángulo de las Bermudas. En su estudio de este material, Larry Kusche descubrió que pocos investigaban el misterio. Más bien, pasaron las especulaciones de sus predecesores como si estuvieran transmitiendo el manto de la verdad. De los muchos relatos no críticos del misterio del Triángulo de las Bermudas, tal vez nadie haya hecho más para crear este mito que Charles Berlitz, quien tuvo un éxito de ventas sobre este tema en 1974. Después de examinar el informe oficial de más de 400 páginas de la Junta de Marina, investigando la desaparición de los aviones de la Armada en 1945, Kusche descubrió que la Junta no estaba del todo desconcertada por el incidente y no mencionó las supuestas transmisiones de radio citadas por Berlitz en su libro. Según Kusche, lo que no está siendo mal interpretado por Berlitz está directamente fabricado. Kusche escribe: “Si Berlitz informara de que un barco era rojo, la posibilidad de que este fuera de otro color es casi una certeza” (Berlitz, por cierto, no inventó el nombre; lo hizo Vincent Gaddis en “The Deadly Bermuda Triangle”, que apareció en la edición de febrero de 1964 de Argosy , una revista dedicada a la ficción).

En resumen, el misterio del Triángulo de las Bermudas se convirtió en un misterio debido a una especie de refuerzo comunitario entre autores no críticos y un medio de comunicación dispuesto a transmitir sin críticas la especulación de que algo misterioso está sucediendo en el Atlántico. Un fenómeno similar para el Pacífico también fue promovido por Berlitz para lo que se llama el Triángulo del Dragón.

Para saber más…

Libros y artículos

Group, David. The Evidence for the Bermuda Triangle (Aquarian Press, 1984)

Kusche, Larry. The Bermuda Triangle Mystery–Solved(Prometheus Books, 1995), reprint of the Warner Books 1975 edition.

Randi, James. Flim-Flam! Psychics, Esp, Unicorns, and Other Delusions (Buffalo, New York: Prometheus Books,1982), ch. 3.

Websites

Bermuda Shorts: A Brief History of the Devil’s Triangle by D. Trull

The Un-mystery of the Bermuda Triangle

Categorías: , ,

  • Palabra al azar

    • Confabulación
      Una confabulación es una fantasía inconsciente que ha surgido como una relación fáctica en la memoria. Una confabulación puede basarse en parte en hechos reales o ser una construcción completa de la imaginación. El término se utiliza a menudo para describir los “recuerdos” de las personas que afirman haber sido secuestradas por extraterrestres, así como los “falsos recuerdos” inducidos por terapeutas o  entrevistadores, los recuerdos que a menudo implican ideas extrañas de abusos sexuales de niños en rituales satánicos. Sin embargo, al parecer, todos nosotros confabulamos en ocasiones. No sólo las personas con lesiones cerebrales que les dejan paralizados o ciegos inventan historias para explicar por qué no pueden mover una extremidad o ver para no admitir su incapacidad,  también los individuos perfectamente sanos inventan historias a la menor sugestión  para que lo hagan. Un experimento sobre ceguera al cambio en la Lund University ejemplifica este punto: A una
  • Ir a los archivos y notas del Escepticcionario

    Skeptic Dictionary