Welcome to Magazine Premium

You can change this text in the options panel in the admin

There are tons of ways to configure Magazine Premium... The possibilities are endless!

Member Login
Lost your password?

BigFoot (Yeti, Mapinguari, Sasquatch, Yowie)

También conocido como Hombre de las nieves del Himalaya, Mapinguari (en el Amazonas), Sasquatch, Yowie (en Australia) y Yeti (en Asia)

imagesUna criatura simiesca que ha sido vista cientos de veces en todo el mundo desde mediados del siglo XIX. La criatura se describe como de una altura de 7-10 pies (2 a 3 metros)  y con un peso de más de 500 libras (225 kg), con huellas de 17 pulgadas (43 cm) de largo. La criatura tiene muchos nombres, pero en el norte de California se le conoce como “Bigfoot”. (También es conocido como el hombre de las nieves del Himalaya , Yeti o Meh-Teh [Asia], Mapinguari [en el Amazonas, donde las descripciones más bien coinciden con el de un perezoso gigante que se creía extinto * ],Sasquatch , y Yowie [Australia]). La criatura es un gran negocio en el Noroeste del Pacífico a lo largo de un tramo de la US-101 en el sur del condado de Humboldt, conocido como Redwood Highway (la carretera de la secoya). Numerosas tiendas situadas en línea en la carretera, cada una con su propio  Bigfoot tallado con motosierra en madera roja majestuosa..

La mayoría de los científicos descartaron la existencia del Pies Grandes, porque la evidencia que apoya la creencia de la supervivencia de una criatura prehistórica bípeda simiesca de tales dimensiones es escasa. Una notable excepción es Grover S. Krantz (1931-2002), antropólogo de la Universidad Estatal de Washington. Durante casi cuarenta años, Krantz abogó por la probable existencia del Pies Grandes, * pero no pudo convencer a la mayoría de los científicos. La evidencia de la existencia del Bigfoot consiste principalmente en el testimonio de los entusiastas del Bigfoot, huellas de origen dudoso e imágenes que fácilmente pueden haber sido de simios o seres humanos disfrazados de mono. No hay huesos, ni excrementos, ni artefactos, no hay cadáveres, ni madres con bebés, ni adolescentes, ni nada de piel. No es que no haya habido “avistamientos” de los mismos. Hay “avistamientos” en abundancia. Sólo tienes que comprobar el sitio web de The Big Foot Field Researches Organization. Los investigadores de la Organización tienen una lista acrítica de los avistamientos. Sin embargo, no hay evidencia de que algún individuo o comunidad de criaturas habite en cualquier lugar cercano a cualquiera de los “avistamientos“. En resumen, la evidencia apunta más hacia el embaucamiento y la ilusión que hacia un verdadero descubrimiento. Algunos creyentes descartan todas las críticas y afirman que el Pies Grandes existe en otra dimensión y se desplaza por proyección astral . Tales afirmaciones refuerzan la visión de los escépticos de que la leyenda del Pies Grandes es una función de aficionados apasionados a lo paranormal , ayudados en gran medida por el afán de los medios de comunicación para atender a tanto entusiasmo.

Además de los testimonios presenciales de los fans entusiastas, la mayor parte de las pruebas presentadas por los defensores del Pies Grandes se componen de huellas y películas. De las pocas huellas disponibles para su examen en moldes de yeso, hay tal gran disparidad en la forma y la configuración que estas pruebas “sugieren a muchos bromistas independientes ” (M. Dennett, 1996).

Probablemente la prueba más conocida para la creencia en la existencia del Bigfoot Digigraph de una impresión Bigfoot por R. Carrolles una película rodada por los cazadores de Bigfoot, Roger Patterson y Bob Gimlin, el 20 de Octubre de 1967, en Bluff Creek, en el norte de California. La película muestra a una criatura simiesca caminar con los pechos colgantes y peludos. Los creyentes estiman su altura de entre 6 ‘6” y 7’ 4” y su peso en cerca de una tonelada. Las estimaciones de los no creyentes (teniendo en cuenta su tamaña respecto a su entorno) hacen más humano su tamaño y consideran a la “bestia” como a un impostor disfrazado. Más de treinta años han pasado y aún no ha habido ni un solo criptozoólogo que haya encontrado una prueba más de la criatura cerca del lugar a excepción de una supuesta huella. (la pueden ver a su izquierda)

El Instituto de Ciencias de América del Norte afirma que ha gastado más de 100.000 dólares para probar si la película es de un auténtico Bigfoot. Sin embargo, según el veterano director de Hollywood, John Landis ,  “la famosa pieza de la película del BigFoot caminando por el bosque que se promociona como algo real no era más que un traje hecho por John Chambers ” quien ayudó a creó los trajes de los simios en El planeta de los simios (1968). Howard Berger , de KNB Effects Group de Hollywood, también afirmó que era de conocimiento público en la industria del cine que Chambers fue el responsable de un fraude que se convirtió en un culto hacia el Bigfoot en todo el mundo. De acuerdo con Marcos Chorvinsky , Chambers también fue implicado en otro fraude Bigfoot (denominado “Burbank Bigfoot“). De acuerdo con  Loren Coleman, sin embargo, Chambers negó las acusaciones sobre el fraude de Patterson en una entrevista con Bobbie Short y dijo que Landis había hecho correr el rumor acerca de él (es decir, Chambers) haciendo el traje. Al parecer, Short no le preguntó acerca del incidente “Burbank Bigfoot”, ni tampoco entrevistó a Landis por su versión de la historia ( Chorvinsky 1996 ). Short y Coleman siguen convencidos de que la película no es de un hombre con un traje de mono pero si una filmación de un auténtico Bigfoot. En 2004, Greg Long dijo que el Bigfoot en la película de Patterson era en realidad un hombre con un traje de gorila, que el hombre fue Bob Heironimus, un ex embotellador de Pepsi de Yakima, Washington, y que el traje fue hecho en Carolina del Norte para Patterson por un hombre llamado Philip Morris. * Bob Gimlin, socio de Patterson, emitió una declaración ambigua a través de su abogado en Minneapolis: “Estoy autorizado a decir que nadie llevaba un traje de gorila o de mono y que la posición del Sr. Gimlin es que esto es absolutamente falso e incierto.” ¿Que es absolutamente falso e incierto?

De acuerdo con David J. Daegling y Daniel O. Schmitt, “no es posible evaluar la identidad del sujeto de la película con alguna confianza” (Daegling 1999). Su argumento se centra en las incertidumbres del sujeto y las posiciones de la cámara, y de que la reproductibilidad de la marcha en seres humanos coincide con la velocidad y el paso del sujeto de la película.

De acuerdo con Michael Wallace, el Bigfoot es un engaño que fue lanzado en agosto de 1958 por su padre Ray L. Wallace (1918-2002), un bromista empedernido. Poco después de la muerte de Ray, Michael reveló los detalles de la broma, que se informó ampliamente a la prensa. Ray tenía un amigo que le talló unas zapatillas de 16 pulgadas de longitud que el podía atarse con correa y sobre las cuales él podría hacer huellas enormes. En aquella época, Wallace poseía una empresa de construcción que hacia carreteras para la tala. Él puso las huellas alrededor de una de sus excavadoras en el Condado de Humboldt. Jerry Crew, un operador de excavadora, informó de las huellas y The Humboldt Times publicó un artículo de primera plana sobre el “BigFoot”. La leyenda había nacido. Sin embargo, un antiguo maderero de 71 años de edad, John Auman, afirmó que Wallace dejó las huellas de gigantes para ahuyentar a los ladrones y vándalos que habían sido destinados a sus vehículos. Sus bromas pesadas no comenzaron hasta que este después viera el gran revuelo que había creado.

Copyright 2002 David Rubert Fotografía

 

El sobrino de Ray Wallace, Dale, con los pies tallados

Copyright 2002 David Rubert Fotografía

 

 

Con los años, Ray Wallace produjo grabaciones de audio, películas y fotografías con BigFoots. En una ocasión, incluso emitió un comunicado de prensa en el que ofrecía 1 millón de dólares por un bebé de Bigfoot. En una de sus fotos publicada como un póster representaba a un Bigfoot almorzando con otros animales. También publicó fotos y películas de Bigfoots comiendo alces,  ranas, y cereales. Michael Wallace afirmó que su madre le dijo que ella también participó en algunas de las bromas y había sido fotografiada con un traje de Bigfoot. Chorvinsky afirma que Ray le dijo que la película de Patterson era un engaño y que él había alertado del avistamiento de Patterson en Bluff Creek. De acuerdo con Chorvinsky, Ray sabía que estaba en el traje de Patterson, sin embargo dijo que no tenía nada que ver con eso (Young, Bob. De 2002. “Tramposo adorable crea un monstruo con la broma del Bigfoot“, The Seattle Times , 5 de diciembre).

La noticia de 1958 de la broma de Wallace no espantó a los fans del Bigfoot como Loren Coleman o al profesor de anatomía de la  Universidad Estatal de Idaho, el  Dr. Jeff Meldrum , quien tiene de 40 a 50 moldes de huellas grandes. Coleman pregunta

¿Por qué es el testimonio de un admitido mentiroso, que está siendo agasajado por un mago escéptico como la verdad, esta siendo creído por los periódicos? Los medios de comunicación, que mezclan las mentiras y los rumores con algunos hechos de la historia de Wallace, están empujando a esto hacia el abismo. Esto es la última broma y simiente amarga de Ray Wallace.

Meldrum cree que de un gran número de modelos no todos pueden ser bromas (ibid.). Lo mismo se ha dicho sobre el gran número de círculos de las cosechas, pero, al parecer, los falsificadores no son disuadidos de sus actividades por la creencia de que el número de sus bromas es pequeño.

Por su parte, D. W. Grieve, especialista en biomecánica del Hospital Royal Free de Londres, y tres científicos rusos, Bayanev, Burtsev y Donskov, examinan la película, y señalaron que no habían encontrado ningún trucaje en su realización. Grieve escribió:

“Mi impresión subjetiva ha oscilado entre la aceptación total del Sasquatch, basándome en que la película era de difícil falsificación, y un rechazo irracional fundado en una respuesta emocional a la posibilidad de la existencia real del Sasquatch. Creo importante decirlo, pues otras personas han reaccionado de manera similar ante la película.”

Eduardo Ángulo en Monstruos. Una visión científica de la criptozoología, tambien comenta sobre uno de los varios estudios que se hicieron de la escena:

“El equipo de expertos de la Film Technical Division de Walt Disney declaró que la grabación seguramente es veraz porque consideran que es muy difícil de falsificar. Este es un ejemplo típico de la demostración por negación de la contraria posibilidad, tan habitual en criptozoología: como no se puede demostrar que la película es falsa, es auténtica.”

Lothar Frenz,  El libro de los animales misteriosos, expone:

“Pero en 1998 un equipo cinematográfico de la BBC copió con convincente autenticidad la sensacional película de Patterson con un actor disfrazado, demostrando de ese modo que esas tomas eran muy probablemente una falsificación, una hábil escenificación de Roger Patterson que podría haber utilizado a su incauto acompañante Gimlin como testigo imparcial. Pero ¿por qué se comportaría de esa manera? Patterson llevaba ya mucho tiempo buscando al Bigfoot y en cualquier caso, más tarde vendió a buen precio las espectaculares tomas. Según esto, al menos la hembra Sasquath de Bluff Creek sería un espectáculo perfecto, el disfraz de piel hirsuta podría rivalizar plenamente con el modelo de «Giganto» [Gigantopithecus blacki] reconstruido en los talleres de Hollywood. A quien le desilusione esta visión desmitificadora del fenómeno le quedan todavía las innumerables huellas en los bosques carecientes de explicación para seguir aferrándose a lo increíble.”

PGFcomparison_01

En la imagen podemos ver una comparacion entre el BigFoot de la película de Patterson y el creado por X-Creatures (BBC)

El interés sobre el BigFoot parece haber sido capturado de manera sucinta en el dicho de un anciano sherpa:

Existe un Yeti en el interior de la mente de todos, sólo los bienaventurados no son perseguidos por el.

Para saber más…

Libros y artículos

Daegling, David J. (2005). Bigfoot Exposed : An Anthropologist Examines America’s Enduring Legend. Rowman & Littlefield.

Daegling, David J. and Daniel O. Schmitt. “Bigfoot’s Screen Test,”Skeptical Inquirer, May/June 1999.

Dennett, Michael R. “Bigfoot,” in The Encyclopedia of the Paranormal edited by Gordon Stein (Buffalo, N.Y.: Prometheus Books, 1996).

Dennett, Michael R. “Bigfoot Jokester Reveals Punchline–Finally,”Skeptical Inquirer, Fall 1982.

Long, Greg (2004). The Making of Bigfoot: The Inside Story.Prometheus Books.

Napier, John. Bigfoot: The Yeti and Sasquatch in Myth and Reality.(N.Y.: E. P. Dutton and Co Inc., 1972).

Randi, James. An Encyclopedia of Claims, Frauds, and Hoaxes of the Occult and Supernatural (N.Y.: St. Martin’s Press, 1995).

Randi, James. Flim-Flam! (Buffalo, New York: Prometheus Books,1982),

Para ver una opinion contraria, mire esto

Coleman, Loren Bigfoot! – The True Story of Apes in America(Pocket Books 2003).

Krantz, Grover. Bigfoot Sasquatch: Evidence. 2nd revised edition (Hancock House Pub Ltd. 1999).

Websites

Interviews Provided To Rense.com with Greg Long, Michaela Kocis and Kal Korff

Bigfoot at 50 – Evaluating a Half-Century of Bigfoot Evidence by Benjamin Radford

Science Looks for Bigfoot by Benjamin Radford

The Makeup Man and the Monster: John Chambers and the Patterson Bigfoot Suit An Investigation by Mark Chorvinsky

The Patterson Film – D. Trull

Bigfoot – D. Trull

The Bigfoot-Giganto Hypothesis by Matt Moneymaker

Bigfoot Links (for true believers)

The Bigfoot Field Researchers Organization

From the Teeth of the Dragon – Gigantopithecus blackiby Eric Pettifor

Is Bigfoot Really Dead? by Loren Coleman

Evidence of ‘jungle yeti’ found By David Green – BBC – Oct 12, 2004

UF Study: Bigfoot Myth Persists Because It Depicts Humans’ Wild Side

Funk: The Making of Bigfoot: The Inside Story by Greg Long

Bigfoot symposium a big deal By John Driscoll

Lovable trickster created a monster with Bigfoot hoax By Bob Young

Grover Krantz, foremost Bigfoot expert, dies at 70 By Mark Rahner Seattle Times staff reporter

Noticias

El BigFoot se va a Oxford “¿Es el Bigfoot real? Esto es lo que los investigadores de la Universidad de Oxford, en Inglaterra, y el Museo de Zoología de Lausana, en Suiza, esperan llevar a cabo.

The Oxford-Lausanne Collateral Hominid Project está adoptando un enfoque científico para el mito del Yeti, tratando de “atraer a las personas e instituciones para que presenten sus colecciones de material criptozoológico para su análisis“, según wired.co.uk . “Cualquier persona con una muestra de restos orgánicos puede presentar los detalles de dónde y cuándo fue recogido, entre otros datos.”

El Engaño en la película Patterson Gimlin  PROBADO “Estoy diciendo que durante la grabación de Patterson debería haber una impresión visible más allá de la que él está proyectando. Esta no existe. Durante el metraje se muestran 4 impresiones, ahora, actualmente, hay una huella más allá de donde Patterson la estaba moldeando con anterioridad. El terreno en el metraje de Patterson muestra que el barro era plano y que no había impresión. (sin presencia de la pista siguiente!) También estoy identificando las dos escenas como una en la misma ubicación e impresión . (la impresión correcta que se presenta, es la misma huella que Patterson representa procedente del sujeto de la película).”

La búsqueda es la del Yeti, investigadores rusos dicen que “Los rusos han salido a hacer lo que nadie había hecho antes:. Buscar al Yeti, también conocido como BigFoot, hombre de las nieves o Sasquatch, que ha estimulado a exploradores durante más de un siglo con avistamientos de huellas grandes en el barro o la nieve …. el gobernador de Kemerovo, una región de Siberia, Aman Tuleyev, ha tomado la idea en serio y será el anfitrión de una conferencia con científicos de Rusia, los EE.UU., Canadá, Suecia, Estonia, Mongolia y China que harán una valoración de las pruebas del Bigfoot. La gigantesca leyenda es considerada todavía vagamente por algunas áreas boscosas en el oeste de Norteamérica, el norte del Cáucaso, entre Rusia y Turquía, y algunas partes de Siberia. (Echa un vistazo a esta gran pieza de evidencia!)

La ciencia puede iniciar el seguimiento de los Yeti funcionarios en la región minera de Óblast de Kemerovo, anunciaron hoy sus planes para abrir un Instituto del Yeti en la Universidad Estatal de Kemerovo, una entidad que lleva 38 años ofreciendo una educación superior en el oeste de Siberia. KSU cuenta con 31.000 estudiantes y es más conocida por la reactivación de las lenguas regionales, como Shor.

El investigador del Yeti, Igor Burtsev, al parecer, afirmó que 30 científicos rusos están estudiando actualmente los yetis o abominables hombres de las nieves, y que el Instituto podría permitirles colaborar mejor:”Creemos que el yeti es una rama separada de la evolución humana. Vive en armonía con la naturaleza“. Burtsev cree que puede haber una comunidad local de estas criaturas y que estos serian unos neandertales que sobrevivieron a la extinción.

Los rusos, sin duda, esperan que sus estudios sobre el Yeti sean tan importantes como sus trabajos en psíquica.

Embaucadores Bigfoot culpar a engaño sobre el promotor

Gran Monstruo de Amazon es sólo un mito. O lo es?

Artículo de revista

La predicción de la distribución del Sasquatch en el oeste de Norteaméroca: todo vale con el modelado del nicho ecológico , una especie de enfoque humorístico a la identificación de uno de los errores de percepción que intervienen en muchos avistamientos de Bigfoot. Los autores construyeron un modelo de nicho ecológico con avistamientos de Bigfoot y nueve variables del clima. Ellos encontraron una forma muy estrecha con un ENM para el oso negro (Ursus americanus ).

Share

Categorías:

  • Palabra al azar

    • Escritura automática (escritura en trance)
      La escritura automática es la escritura supuestamente dirigida por un espíritu o una mente inconsciente. A veces se llama escritura “en trance”  ya que esta se realiza rápidamente y sin juicio escribiendo lo que le viene a uno a la mente, “sin consciencia”, como si esta estuviera en trance. Se cree que esto permite aprovechar mejor la mente subconsciente, donde reside “el verdadero yo“. Sin la inhibición de la mente consciente se puede acceder a los pensamientos profundos y místicos. La escritura en trance también es utilizada por algunos psicoterapeutas que piensan que esta es una forma rápida para liberar recuerdos reprimidos. No hay evidencia científica de que la escritura en trance tenga algún tipo de valor terapéutico. Los defensores de la escritura automática afirman que el proceso les permite acceder a otras inteligencias y entidades de información y orientación. Asimismo, alegan que este les permite recuperar datos anteriormente
  • Ir a los archivos y notas del Escepticcionario

    Skeptic Dictionary