Welcome to Magazine Premium

You can change this text in the options panel in the admin

There are tons of ways to configure Magazine Premium... The possibilities are endless!

Member Login
Lost your password?

Charlatanería

La “charlatanería”, que solía ser un término peyorativo, describe lo que es ahora la charlatanería médica, es decir, las prácticas de salud o remedios que no tienen una base científica convincente. Debido a que la charlatanería médica se hizo más popular y  la utilización de términos peyorativos se hizo políticamente incorrecta, excepto para las clases anteriormente oprimidas, la ‘charlatanería’ evolucionó  en la “medicina holística“,  la “medicina alternativa“, la “medicina complementaría“, la “medicina alternativa y complementaria o CAM”  y la “medicina integral“.

La charlatanería por lo general implica la integración de la metafísica y cosas como la magia simpática con la curación. A menudo, aunque no siempre, muchas de las cualidades del curanderismo son un fraude y se distribuyen tratamientos inútiles o dañinos a personas vulnerables que se están muriendo. La charlatanería a veces compensa la falta de estudio científico  con la prescripción de generosas dosis de cariño, pero solo a veces, lo más habitual en la charlatanería es la falsificación y la sobredosis de falsas esperanzas.

De Kwakzalver, Jan Steen (1626-1679) Rijksmuseum Amsterdam.El curanderismo y la charlatanería son prácticamente lo mismo. En inglés, quacksalver no proviene del sonido de los patos, quack. La charlatanería (Charlatan, curandero o Quacksalver, en inglés) proviene de la mezcla de dos términos holandeses y parece significar la curación con ungüentos. Sin embargo, quacken significa presumir, por lo que un kwakzalver podría ser un curandero que presume, en cuyo caso la charlatanería médica sería un oxímoron. Otra posibilidad es que un kwakzalver sea alguien que aplique pomadas o ungüentos al azar. El verbo kwakken se traduce aproximadamente como lanzar algo (a) descuidadamente o al azar .

Estados Unidos tiene un largo historial de charlatanes que abusan del sistema jurídico mediante la presentación de molestas demandas  dirigidas a censurar la crítica. Hasta ahora, los tribunales estadounidenses han puesto a la libertad de expresión en contra de la censura. Todavía no podemos llamarlos estafadores aunque sea evidente para un idiota certificado que el fraude es lo que está sucediendo, a no ser que esas personas hayan sido declaradas culpables de fraude en un tribunal. Refiriéndose a esa gente como charlatanes, chiflados, chalados, idiotas, o cualquiera de los nombres más ofensivos popularizados por los cómicos, raperos y Penn Jillette (Penn y Teller) han obtenido generalmente un pase libre hacia los tribunales de EE.UU. Por otro lado, los charlatanes pueden decir más o menos lo que quieran en respuesta a sus críticos. El Dr. Stephen Barrett del famoso Quackwatch y el Dr. Terry Polevoy del Canadian Quackery Watch, por ejemplo,  demandaron sin éxito a Ilena Rosenthal por hacer las siguientes declaraciones, que fueron descartadas como no delictivas por un Tribunal EE.UU. :

El Dr. Barrett es arrogante, bizarro, de mente cerrada, con trastornos emocionales, un incompetente profesional, intelectualmente deshonesto, un periodista deshonesto, de mala calidad, poco ético, un charlatán, un matón, un nazi, un asesino a sueldo de intereses creados, el líder de una organización subversiva, y realiza actividades delictivas (conspiración, extorsión, la presentación de denuncias falsas y otros actos no especificados).

El Dr. Polevoy es deshonesto, de mente cerrada, con trastornos emocionales, un incompetente profesional , inmoral, un charlatán, un fanático, un nazi, un asesino a sueldo de los intereses creados, el líder de una organización subversiva, y realiza actividades delictivas (conspiración, acecho de las mujeres y otros actos no especificados) y ha hecho comentarios antisemitas.

En Holanda, sin embargo, un juez federal dictaminó que llamar a alguien charlatán ( kwakzalver ) es equivalente a llamarlo estafador (un fraude). El tribunal dictaminó que kwakzalver transmite al público en general que alguien es un estafador y que ejerce la medicina ilegalmente. El tribunal basó su decisión en lo que consideraba el diccionario holandés más autorizado actualmente. Los críticos de la charlatanería a menudo podrían creer que el curandero es un estafador, pero este no es su significado habitual. Desde la perspectiva de un crítico, un curandero no siempre es un estafador, pero él o ella siempre promueven o practican un tratamiento para el cual las supuestas ventajas no están fundamentadas. Esto no significa que no haya ninguna evidencia para el tratamiento charlatán. Siempre hay testimonios de clientes satisfechos que pueden ser citados como evidencia de que cualquier tratamiento funciona. A veces se promueven estudios mal diseñados o interpretados incorrectamente  para apoyar un tratamiento charlatán. Decir que los supuestos beneficios de un tratamiento son medios sin fundamento o que no existe ninguna evidencia convincente que apoye sus afirmaciones sobre su eficacia. Por lo general, significa que el tratamiento no ha sido científicamente probado, que la evidencia científica de su eficacia es muy débil o que ha fallado sistemáticamente en las pruebas científicas de sus supuestos beneficios. Muchas prácticas medicas charlatanes han perdurado por décadas o siglos y la mayoría de estudios han sido para tratar de averiguar por qué parecen ser eficaces. Las siguientes son consideradas por la mayoría de los defensores de la charlatanería como medicinas basadas en la ciencia: la acupuntura , la quiropráctica, la terapia de desintoxicación, la curación por fe, la homeopatía, la iridología ,la naturopatía, la reflexología y el toque terapéutico. Una de las áreas donde los curanderos parece rondar es entre los enfermos terminales de cáncer.

Como la mayoría de los charlatanes tienen buenas intenciones y son simplemente engañados sobre su trabajo, el tribunal holandés ha eliminado la charlatanería al exigir que un charlatán sea un estafador intencional. La corte encontró una forma eficaz de eliminar tanto al curanderismo como a la crítica de chiflados peligrosos por su fallo. Kevin Trudeau debe de estar orgulloso.

Para saber más…

Libros y artículos

Barrett, Stephen and William T. Jarvis. eds. The Health Robbers: A Close Look at Quackery in America, (Amherst, N.Y.: Prometheus Books, 1993).

Gardner, Martin. Fads and Fallacies in the Name of Science(New York: Dover Publications, Inc., 1957), ch. 16.

Park, Robert L. Voodoo Science: The Road from Foolishness to Fraud (Oxford U. Press, 2000).

Randi, James. The Faith Healers (Amherst, N.Y.: Prometheus Books, 1989).

Raso, Jack. “Alternative” Healthcare: A Comprehensive Guide(Amherst, NY: Prometheus Books, 1994).

Raso, Jack. “Mystical Medical Alternativism,” Skeptical Inquirer, Sept/Oct 1995.

Sampson, Wallace and Lewis Vaughn, editors. Science Meets Alternative Medicine: What the Evidence Says About Unconventional Treatments (Prometheus Books, 2000).

Stenger, Victor J. “Quantum Quackery,” Skeptical Inquirer. January/February 1997.

Websites

What’s the Harm?

QuackWatch with Dr. Stephen Barrett

FRINGE PSYCHOTHERAPIES: THE PUBLIC AT RISK by Barry L. Beyerstein (1999)

Alternative Medicine Topical Index Skeptic’s Dictionary

The Museum of Quackery

The Medical Messiahs: A Social History of Health Quackery in Twentieth-Century America Chapter 18: Anti-Quackery, Inc. James Harvey Young, PhD

Mrs. Sickesz is a [*bleep*] and Part II. Sickesz in Higher Realms about white and black forces (about the legal situation in Holland)

DISTURBING NEWS FROM THE NETHERLANDS

Chilling Effects Clearinghouse

Share

Categorías:

  • Palabra al azar

    • Falacia del francotirador de Texas
      La falacia del francotirador de Texas es el nombre que los epidemiólogos dan a la ilusión de agrupación. Los políticos, abogados y algunos científicos tienden a aislar a grupos de enfermedades desde su contexto, lo que da una ilusión de relación causal entre algún factor ambiental y la enfermedad. Lo que parece ser estadísticamente significativo (es decir, no se debe al azar) es en realidad lo esperado por las leyes del azar. De los miles de estudios de grupos de cáncer investigados por los científicos de Estados Unidos, “no se ha identificado de manera convincente una causa ambiental subyacente” (Gawande). El término se refiere a la historia del francotirador de Texas que dispara haciendo agujeros en un granero y luego dibuja una diana alrededor de los agujeros de bala que ha hecho. Se observan casos individuales de la enfermedad y luego se trazan las fronteras (Gawande). Paras saber más…
  • Ir a los archivos y notas del Escepticcionario

    Skeptic Dictionary