Welcome to Magazine Premium

You can change this text in the options panel in the admin

There are tons of ways to configure Magazine Premium... The possibilities are endless!

Member Login
Lost your password?

Flores de Bach

Flores de Bach es un tipo de aromaterapia homeopático desarrollado en la década de 1930 por el médico británico Edward Bach (1886-1936). Bach afirmaba haber descubierto psíquicamente o intuitivamente los efectos curativos de 38 flores silvestres. Sus “descubrimientos” le llegaron  por “inspiración”. Por ejemplo, mientras realizaba una caminata en la que tuvo la inspiración de que las gotas de rocío sobre una planta calentada por el sol absorbían las propiedades curativas de la planta. Afirmó que todo lo que tenía que hacer era coger una flor o saborear el pétalo de una forma intuitiva para poder capturar sus poderes curativos. A partir de estas intuiciones empezó a preparar “esencias” que utilizan el agua pura y las plantas.

floresdebach-todasBach afirmaba que estas flores tenían un alma o energía afín con el alma humana. Según el (y su intuición) la energía espiritual de la flor es transferible al agua. Los devotos beben un brebaje homeopático de la esencia de la flor, agua mineral y brandy con el fin de obtener el alma de la flor para armonizar la energía de su propia alma. Según Desde San Felipe y Santiago de Montevideo de Uruguay, los remedios florales “Trabajan“. Bach pensaba que la enfermedad era el resultado de “una contradicción entre los propósitos del alma y el punto de vista de la personalidad.” Esta guerra interna conduce a estados de ánimo negativos y los bloqueos de energía, lo que provoca una falta de “armonía” que conduce a las enfermedades físicas. “Cada una de las 38 flores de Bach usan un sistema que se utiliza para equilibrar los dolores emocionales específicos o, en etapas avanzadas donde hay falta de equilibrio, para remitir los síntomas  físicos“.

El Dr. Bach parece manso en comparación con el trabajo pionero de otros que han seguido a sus pétalos. En California se ha descubierto que la humilde Forget-Me-Not es buena para “aumentar tu conocimiento de las relaciones kármicas más allá del umbral“. Y que la Artemisa es buena “para la conciencia de los sueños y el control consciente de la propia vida psíquica.” (ver enlace)

Nota: se hace imposible saber como esta gente pudo descubrir esto si sus afirmaciones entran en el terreno metafísico, según sus defensores, y no pueden ser estudiados y analizados empíricamente.

Efectividad real

El estatus terapéutico de las flores de Bach es severamente discutido por los resultados presentados en los ensayos clínicos controlados (Armstrong & Ernst, 1999; Walach et al., 2001; Pintov et al., 2005) y sometidos a revisión según estándares científicos (Ernst, 2000), interpretando la limitada efectividad terapéutica alcanzada, como en la homeopatía, como una consecuencia del efecto placebo, y negando efectos específicos (por ejemplo, como ansiolíticos en situaciones de estrés).

Por otra parte, a la luz de la ciencia químico-farmacológica, son discutidos su metodología de elaboración y también los posibles mecanismos de acción de estos “remedios” florales en función de su carencia de principios activos de orden vegetal (recuérdese que no es una forma de fitoterapia)

En consecuencia y prudentemente, se advierte sobre el riesgo para la salud de usar este tipo de terapia —sin un aval científico— en casos de enfermedades o trastornos serios.

Share

Categorías:

  • Palabra al azar

    • Orgánica (alimentación y agricultura)
      La comida orgánica es un conjunto de alimentos producidos por la agricultura ecológica y realizado con técnicas que mezclan el conocimiento científico de agotamiento y enriquecimiento del suelo con los mitos y creencias anticientíficas sobre la naturaleza y lo natural. Una creencia fundamental de grupos como la Federación Internacional del Movimiento de Agricultura Orgánica (International Federation of Organic Agriculture Movements, o IFOAM) y la Soil Association, que se oponen a la agricultura convencional en favor de la agricultura ecológica, es que los pesticidas y fertilizantes son tan perjudiciales que deben ser evitados a menos que sean “naturales“. Esta creencia contradice un hecho (que la legislación y normativa sobre producción orgánica, tanto en la EFSA como en la EPA y en el USDA, se permite el uso de pesticidas y plaguicidas) y a la gran mayoría de estudios científicos que se han hecho sobre el tema (Morris y Bate 1999;
  • Ir a los archivos y notas del Escepticcionario

    Skeptic Dictionary