Welcome to Magazine Premium

You can change this text in the options panel in the admin

There are tons of ways to configure Magazine Premium... The possibilities are endless!

Member Login
Lost your password?

Homeopatía

La homeopatía clásica se originó en el siglo XIX con samHSamuel Christian Friedrich Hahnemann (1755-1843) como una alternativa a las prácticas médicas de la época, tales como la flebotomía o la sangría. Abrir las venas para hacer sangrar a los pacientes, forzar a la enfermedad a salir fuera del cuerpo, y restaurar los humores a un equilibrio adecuado eran prácticas médicas populares hasta finales del siglo XIX (Williams 2000: 265). Hahnemann rechazó la noción de que la enfermedad debe ser tratada para soltar la materia ofensiva que causaba la enfermedad. En este sentido tenía razón. Por otra parte, sostuvo que la enfermedad debe ser tratada para ayudar a la fuerza vital del cuerpo a restaurar la armonía y el equilibrio. En esto, estaba equivocado. Rechazó otras prácticas médicas comunes de su época, como los purgantes y los vomitivos “con opio y calomel a base de mercurio” (ibid.: 145). Él tenía razón para hacerlo. La medicina alternativa de Hahnemann era más humana y tenía menos probabilidades de causar daño que muchas de las prácticas convencionales de su época.

La medicina científica se desarrolló en la época de Hahnemann, pero la homeopatía no formaría parte en ese desarrollo. La medicina científica es esencialmente materialista. Se basa en disciplinas como la anatomía, la fisiología y la química. Si bien los métodos de Hahnemann implican la observación empírica, su teoría de la enfermedad y la curación es esencialmente no-empírica e implica el recurso a entidades y procesos metafísicos.

Hahnemann extendió sus ideas sobre la enfermedad y el tratamiento en el Organon de Medicina Homeopática (1810) y en Teoría de las Enfermedades Crónicas (1821). El término “homeopatía” deriva de dos palabras griegas: homeo (similar) y pathos (sufrimiento). Hahnemann pretendía contrastar su método con la convencimiento que había en esos días de tratar de equilibrar “humores” mediante el tratamiento de un trastorno con sus opuestos (allos). Se refirió a la práctica convencional como alopatía. A pesar de que la medicina científica moderna no tiene ninguna semejanza con la teoría del equilibrio de los humores o con tratar a la enfermedad con su opuesto, los homeópatas modernos y otros defensores de la medicina “alternativa” se refieren erróneamente a los médicos formados en ciencias en la actualidad como alópatas ( Jarvis 1994 ).

La homeopatía clásica se define generalmente como un sistema de tratamiento médico basado en el uso de cantidades mínimas de sustancias activas que en dosis más grandes producen efectos similares a los de la enfermedad que se está tratando. Hahnemann creía que dosis muy pequeñas de un medicamento podrían tener efectos curativos muy poderosos porque su potencia podría verse afectada por una vigorosa y metódica agitación (sucusión). Hahnemann se refirió a este supuesto aumento de la potencia mediante una vigorosa agitación como dinamización. Hahnemann creía que la sucusión podría liberar “poderes inmateriales y espirituales” y así fabricar sustancias más activas. “Tocar con una almohadilla de cuero o con la palma de la mano, se alegó, duplica la dilución” (ibid.).

La Dinamización era para Hahnemann un proceso de liberación de una energía que él consideraba esencialmente inmaterial y espiritual. Conforme pasó el tiempo se volvió cada vez más impresionado con el poder de la técnica que había descubierto y emitió advertencias sobre los peligros de la excesiva dinamización de medicamentos. Esto podría tener consecuencias graves o incluso mortales, y aconsejó a los homeópatas a no llevar medicamentos en el bolsillo del chaleco no fuera que sin querer se hicieran demasiado potentes. Finalmente llegó a afirmar que no había necesidad en absoluto de que los pacientes tragaran los medicamentos, era suficiente si simplemente los olían (Campbell)

Dos escalas de potencia son de uso común: la decimal, que procede por pasos 1:10, y la centesimal (1:100). A partir de la “disolución madre” original (en el caso de una planta es un extracto alcohólico) se hace una dilución 1:10 o 1:100. Esto se succusiona y la solución resultante se conoce como primera potencia. Esta ahora sirve como punto de partida para el siguiente paso en la dilución y sucusión, lo que resulta en una segunda potencia, y así sucesivamente. Las 1:10 potencias suelen indicarse por X y las 1:100 por C, por lo que Pulsatilla 6c significa la sexta potencia centesimal de Pulsatilla, que ha recibido seis sucusiones y tiene una concentración de una parte entre mil millones. (Campbell)

Como la mayoría de sus contemporáneos, Hahnemann creía que la salud era una cuestión de equilibrio y armonía, pero para él era la fuerza vital, el espíritu en el cuerpo, lo que provocaba el equilibrio y la armonización, es decir, la curación.

Hahnemann afirmó que la mayoría de las enfermedades crónicas eran causadas por miasmas y la peor de estas miasmas era la “psora”. La evidencia para la teoría de los miasmas, sin embargo, está totalmente ausente y parece haber sido el resultado de una especie de revelación divina (Campbell). La palabra ‘miasma’

deriva del griego y significa algo así como “mancha” o “contaminación”. Hahnemann suponía que los resultados de las enfermedades crónicas sucedían debido a que una de esas miasmas invadían el cuerpo a través de la piel. El primer signo de la enfermedad es por lo tanto siempre un trastorno de la piel de algún tipo (Campbell).

Su método de tratamiento puede parecer muy moderno: Encontrar el medicamento adecuado para la enfermedad. Sin embargo, sus medicamentos no fueron diseñados para ayudar al cuerpo a combatir las infecciones o reconstruir el tejido, sino para ayudar al espíritu vital a que hiciera su magia. De hecho, Hahnemann creía que es “inherentemente imposible conocer la naturaleza interna de los procesos de la enfermedad y por lo tanto era infructuoso especular sobre ellos o basar el tratamiento en teorías(Campbell). Sus remedios fueron determinados por los síntomas del paciente, no por la supuesta enfermedad que causa estos síntomas.

“Leyes” homeopáticas

Los homeópatas se refieren a “la ley de los infinitesimales” y la “Ley de los similares” como motivo para el uso de sustancias diminutas y en su creencia de que lo similar cura lo similar, pero estas no son las leyes naturales de la ciencia. Si fueran leyes en absoluto, serían leyes metafísicas, es decir, creencias sobre la naturaleza de la realidad que serían imposibles de probar mediante medios empíricos. Las ideas de Hahnemann se originaron en la experiencia. Que él sacara la conclusión metafísica de acontecimientos empíricos, sin embargo, no hace que sus ideas sean empíricamente comprobables. La ley de los infinitesimales parece haber derivado en parte de la noción de que cualquier solución haría que el paciente empeore antes de mejorar y de que se podría reducir este efecto negativo al reducir significativamente el tamaño de la dosis. La mayoría de los críticos de la homeopatía retroceden ante esta “ley” ya que conduce a los remedios a estar tan diluidos que no tienen ni una sola molécula de la sustancia activa. Hahnemann llegó a su idea sobre la dilución antes de nuestra comprensión de los átomos y las moléculas. Es probable que la mayor dilución que contenga al menos una molécula de la sustancia original sea 12C [diluir por un factor de 100 doce veces]. Hahnemann defendió diluciones 30C para la mayoría de los casos.

Hahnemann llegó a su ley de los semejantes (lo semejante cura lo semejante ) en 1790, mientras traducía el texto de William Cullen, Materia Medica, al alemán (Loudon 1997: 94). Empezó a experimentar sobre sí mismo con diferentes sustancias a partir de la quina.

Diariamente, durante varios días, escribió, había estado tomando cuatro dracmas de la droga. Cada vez que él había repetido la dosis, los pies y las puntas de los dedos se habían vuelto fríos y los otros síntomas que habían seguido eran los típicos de la malaria. Cada vez que había dejado de tomar la quina, había regresado rápidamente a un estado de buena salud. (Williams, 1981: 184)

Hahnemann experimentó en sí mismo con diversos fármacos durante varios años y llegó a la conclusión de que “un médico debe utilizar sólo los recursos que tuvieran el poder de crear, en un cuerpo sano, síntomas similares a los que pueden ser vistos en el enfermo que se está tratando (ibid).” Los medicamentos, según él, deben administrarse en una dosis única, no en mezclas complejas. Sus conclusiones parecen haberse basado en la intuición o la revelación. No experimentó con pacientes, dándoles medicamentos para descubrir qué remedios  funcionaban con qué enfermedades o qué sustancias sin mezclar eran efectivas. De hecho, no pudo experimentar sobre los enfermos porque asumió que el remedio debía producir un efecto similar al de la enfermedad y que nunca sería capaz de decir qué remedios usar ya que los síntomas de la enfermedad serían difíciles de distinguir de los del remedio en una persona enferma. En cambio, supuso que que cualquier cosa que causara los síntomas en una persona sana podría ser un remedio para una enferma con síntomas similares.

Hahnemann llamó “confirmación” a este método de encontrar cuáles son los síntomas que causa una droga en una persona sana.

Hahnemann no nos dejó ninguna información sobre las dosis que usó o la forma de administrar los medicamentos, pero a partir de las observaciones casuales en otros lugares de sus escritos y de los relatos de sus experimentadores tenemos una idea bastante clara de lo que pasó. Todas las experimentaciones en este momento se llevaron a cabo con tinturas (extractos) de hierbas o, en el caso de las sustancias insolubles, con las “primeras trituraciones” (una parte de la sustancia molida con nueve partes de azúcar o leche) ….

Su práctica habitual parece haber sido la de dar dosis repetidas hasta que se producía algún efecto. La cantidad real se calculó sobre la base de su propia experiencia anterior. Se esperaba que los probadores registraran sus síntomas con el mayor cuidado, y en la presentación de sus informes a Hahnemann a quien tuvieron que ofrecerlos en sus manos – la forma habitual de hacer un juramento en las universidades alemanas en ese momento – y juró que lo que había reportado fue la verdad. Hahnemann entonces podría preguntar acerca de sus síntomas estrechamente para obtener los detalles del tiempo, factores que les hizo mejorar o empeorar, y así sucesivamente. Prohibieron el café, el té, el vino, el brandy y las especias a los experimentadores y así fue el ajedrez (que Hahnemann consideró demasiado emocionante), pero la cerveza estaba permitida y se alentó el ejercicio moderado.  (Campbell)

Trabajando con el principio de similitud, Hahnemann creó remedios para varios trastornos que tenían síntomas similares a los que provocaban las sustancias que sus experimentadores habían tomado. Sin embargo, “…. los métodos de la prueba son altamente personalizados y de particular relevancia para el homeópata o experimentador.” * En otras palabras, un centenar de homeópatas preparando un remedio para un paciente bien podrían llegar a un centenar de remedios diferentes.

Hahnemann pudo ser alabado en su época sea por probar empíricamente sus medicamentos, pero su método de comprobación era obviamente erróneo. Él no estaba en realidad probando los medicamentos por la eficacia en las personas enfermas, sino por sus efectos en las personas sanas. En cualquier caso, tenía que confiar en las evaluaciones subjetivas de los experimentadores, todos los cuales eran sus discípulos o miembros de la familia y todos los que fueron interrogados por el propio maestro. (Más tarde, los investigadores utilizaron métodos más controlados para probar. * ) Pero incluso si sus datos no fueron corrompidos por la posibilidad de su sugestión de síntomas a sus probadores o se presentaran informes de síntomas para impresionar o ganar la aprobación del maestro, esta es una creencia en la magia que une esta lista de síntomas con la cura de una enfermedad con síntomas similares. En lógica, este tipo de acto de razonamiento se llama non sequitur: No se deduce del hecho de que el medicamento A produce síntomas similares a la enfermedad B que tomar A aliviará los síntomas de B. Sin embargo, los homeópatas toman la satisfacción del cliente con A como una evidencia de que funciona.

Existe cierta evidencia de que Hahnemann no utilizó sujetos sanos para probar cualquiera de los remedios que él recomienda para la mayoría de los trastornos: azufre, tinta de sepia, sal y arena.

Lo que parece haber sucedido es que Hahnemann basó sus nuevas comprobaciones en gran medida de los síntomas que se supone se habían producido en sus pacientes crónicos. Según sus propias reglas este procedimiento era inadmisible y, de hecho esto indudablemente lo condujo a atribuir al efecto de las medicinas un número de síntomas que eran realmente debidos a las enfermedades los pacientes padecían.. (Campbell)

Aunque se podría excusar a Hahnemann por no hacer experimentos adecuadamente controlados, no hay que ser tan generosos con los homeópatas modernos por no entender la naturaleza de las anécdotas y las pruebas testimoniales. Tampoco podemos acusarlos de no hacer ningún experimento controlado diseñado adecuadamente. Pero podemos culparlos por no entender algunos de los principios fundamentales de la evaluación de resultados en experimentos controlados que involucran la administración de medicamentos o incluso sustancias inertes a seres humanos.

Los homeópatas de hoy deben saber que debido a la complejidad individual de cada cuerpo, cincuenta personas diferentes pueden reaccionar de cincuenta formas diferentes a la misma sustancia. Esto hace que hacer ensayos clínicos sobre medicamentos potenciales sea un procedimiento que rara vez debería reclamar resultados dramáticos sobre la base de un conjunto de ensayos. Encontrar una diferencia estadísticamente significativa, positiva o negativa, entre un grupo experimental (terapia con medicamentos) y un grupo control en un ensayo de un fármaco generalmente debería tomarse con cuentagotas. Así que no debería encontrarse nada estadísticamente significativo. No es raro que de los veinte ensayos de un medicamento se den varios resultados  positivos, varios negativos y varios de ellos con resultados mixtos o no concluyentes.

Sin embargo, a pesar del hecho de que de los cientos de estudios que se han realizado sobre los remedios homeopáticos, cuya gran mayoría no han encontrado valor en los remedios, algunos defensores de la homeopatía no sólo insistan en que los remedios homeopáticos funcionan, sino que además afirmen saber cómo funcionan. Parece, sin embargo, que científicos como Jacques Benveniste, quienes pretenden conocer cómo funciona la homeopatía, han puesto al carro delante del caballo. Benveniste afirma haber demostrado que los remedios homeopáticos funcionan alterando la estructura del agua, lo que permite que en el agua se retenga una “memoria” de la estructura de la sustancia homeopática que ha sido diluida de la existencia ( Nature Vol. 333, N º 6176, pp 816-818 30 de junio de 1988). * El trabajo en el laboratorio de Benveniste fue desacreditado por un equipo de investigadores que evaluó un intento de replicación del estudio publicado en Nature. Ni Benveniste ni ningún otro defensor de la supuesta memoria del agua han explicado cómo el agua es tiene una memoria tan selectiva que se ha olvidado de todos los otros miles de millones de sustancias cuyas moléculas han estado en contacto con ella durante el paso de los siglos, ya no digamos de los milenios. Uno se pregunta en vano cómo el agua recuerda sólo las moléculas que el homeópata ha introducido en algún momento de la historia de ese agua y se olvida de todos esos viajes por la taza del baño, las cañerías, los desagües, etc ( Benveniste afirma incluso que la actividad biológica de una solución homeopática puede ser grabada digitalmente, almacenada en un disco duro, enviado a través de Internet, y se transfiere al agua al otro extremo en el receptor. Era un biólogo de éxito trabajando en un laboratorio estatal hasta que empezó a hacer tales afirmaciones, las cuales le han costado su estatus y su reputación como científico de renombre. Hoy es considerado por sus críticos (como James Randi ) de ser otro Blondlot. Puesto que los remedios homeopáticos no funcionan mejor que los placebos o no hacen nada, no hay necesidad de una elaborada explicación en cuanto a la forma en cuanto a como funcionan. Lo que si necesita de una explicación es el por qué hay tantas personas satisfechas con su homeópata a pesar de toda la evidencia que demuestra que los remedios homeopáticos son inertes y no son más eficaces que un placebo o simplemente no tienen efecto alguno dejando que una enfermedad siga su curso natural.

¿Por qué creen que la homeopatía funciona?

Antes de intentar explicar por qué tantas personas creen que la homeopatía funciona, en primer lugar quisiera defender la afirmación de que los remedios homeopáticos, si son eficaces, no son más efectivos que los placebos. Se han realizado varios exámenes de diversos estudios sobre la efectividad de los tratamientos homeopáticos y ni uno de esos exámenes concluye que exista una buena evidencia de que cualquier remedio homeopático (HR) sea más eficaz que un placebo. Los homeópatas han tenido más de 200 años para demostrar sus productos y no han podido hacerlo. Claro, hay estudios únicos que han encontrado diferencias estadísticamente significativas entre los grupos tratados con un HR y grupos de control, pero ninguno de ellos ha sido replicados o han sido marcados por fallos metodológicos. ¡Doscientos años y todavía estamos a la espera de la prueba! Tener una mente abierta es una cosa y esperar una eternidad para la evidencia es más parecido a una ilusión.

Una revisión de las revisiones de estudios homeopáticos fue realizada por Terence Hines (2003: 360-362). Se examinó a Taylor et al. (2000), a Wagner (1997), a Sampson y London (1995), a Kleijen, a Knipschild, a ter Riet (1991), y a Hill y Doyon (1990). Más de 100 estudios han fallado al llegar a alguna conclusión positiva definitiva sobre las pociones homeopáticas. Ramey (2000) señala que

La homeopatía ha sido objeto de al menos 12 revisiones científicas, incluyendo estudios meta-analíticos, publicados desde mediados de la década de 1980 …. [y] los resultados son notablemente consistentes: …. los “remedios” homeopáticos no son eficaces.

No obstante, la homeopatía siempre tendrá sus defensores, a pesar de la falta de pruebas de que sus remedios son más efectivos que un placebo. ¿Por qué? Una de las razones es la prevalencia de una mala interpretación de las causas de la enfermedad y la forma en que el cuerpo humano se ocupa de la enfermedad. Hahnemann fue capaz de atraer seguidores, ya que parecía ser un sanador en comparación con los que estaban cortando las venas o usando purgantes venenosos para equilibrar los humores. Muchos de sus pacientes pudieron haber sobrevivido y se recuperaron no porque él los curara, sino porque no los infectó o mató drenándoles la sangre necesaria o debilitándoles con venenos fuertes. Los medicamentos de Hahnemann eran esencialmente nada más que líquidos comunes y era poco probable que causaran daño por sí mismos. No tuvo que tener demasiados pacientes sobreviviendo y mejorando para parecer impresionantemente mejor que sus competidores. Si hay algún efecto positivo en la salud no se debe al medicamento homeopático, el cual es inerte, sino al propio mecanismo natural curativo del cuerpo o a la creencia de que el paciente (el efecto placebo) o al sentido de la forma que el homeópata tiene sobre el paciente.

El estrés puede agravar e incluso causar la enfermedad. Si un médico tiene un efecto calmante en el paciente, que por sí solo podría dar lugar a un cambio significativo en la sensación de bienestar del paciente. Y ese sentimiento bien podría traducirse en efectos fisiológicos beneficiosos. El método homeopático implica pasar mucho tiempo con cada paciente para obtener una lista completa de los síntomas. Es posible que esto tenga un efecto calmante significativo en algunos pacientes. Este efecto podría mejorar los mecanismos de curación del cuerpo en algunos casos. Tal y como lo expresa el homeópata Anthony Campbell (2008) : “Una consulta homeopática ofrece al paciente la oportunidad de hablar largo y tendido sobre su o sus problemas a un oyente atento y simpático en un ambiente estructurado, y esto en sí es terapéutico.” En otras palabras, la homeopatía es una forma de psicoterapia.

…. La mayoría de los homeópatas se permiten al menos 45 minutos para una primera consulta y muchos prefieren una hora o más. En segundo lugar, los pacientes sienten que están siendo tratados “como individuos”. Se les hizo un montón de preguntas sobre su vida y sus gustos o no sobre la comida, el clima, y así sucesivamente, muchas de las cuales no tienen ninguna conexión obvia con el problema que les ha llevado a la consulta. A continuación, el homeópata muy probablemente se refiere a una fuente impresionantemente grande e imponente de información para ayudar con la elección del “remedio” correcto. (Campbell)

Sabemos que la suma de toda la evidencia científica muestra claramente que los remedios homeopáticos no son más efectivos que los placebos. Esto no significa que los pacientes no se sientan bien o mejoren realmente después de ver a un homeópata. Ese es otro asunto, y es claramente la razón por la cual hay clientes satisfechos.(Aquí, el lector puede consultar las entradas sobre el efecto placebo , la falacia post hoc y la falacia regresiva.)

Antes de continuar, debo señalar que los homeópatas creen que, en palabras de un portavoz de la Sociedad de Homeópatas:

Muchos estudios anteriores han demostrado que la homeopatía tiene un efecto más allá del placebo …. Se ha establecido fuera de toda duda y aceptado por muchos investigadores, que el ensayo controlado con placebo, aleatorizado y controlado no es una herramienta de investigación apropiada con la que probar la homeopatía. *

No hay dos tipos de ciencia, convencional y no convencional. Hay solamente ciencia. O la está haciendo bien o no. Es cierto que algunos están haciendo buena ciencia y otros no. Lo que el homeópata está diciendo es que la prueba de grupo de control de los remedios homeopáticos es irrelevante para determinar si los remedios homeopáticos son eficaces más allá de su efecto placebo. ¿Por qué debería la homeopatía estar exenta de un precepto fundamental de ciencia sana? Si la homeopatía reclama una exención especial de las reglas de la lógica y de la ciencia, ¿por qué debería  ninguna otra disciplina estar esperando hacer estudios controlados? Hay buenas razones por las cuales la ciencia utiliza estudios controlados. Los peligros del autoengaño deben ser evidentes. La vulnerabilidad a publicar falacias post hoc como la falacia regresiva debería ser obvia. ¿Cómo podríamos separar el placebo y los efectos de falso placebo, del efecto de remedio único si no hiciéramos estudios controlados? Los homeópatas están pidiendo que se les dé un pase libre para sacar conclusiones acerca de sus tratamientos en base a sus impresiones subjetivas y métodos de prueba egoístas. Su defensa especial es en su caso absurda.

Wendy Kaminer, una cliente satisfecha

Wendy Kaminer , una crítica de las diversas conductas irracionales, es uno de esos clientes satisfechos. Aun así, le dijo a su homeópata que su mayor temor “era que alguien se enterara que había consultado a un homeópata” (1999;. P 3), lo que obviamente no es su mayor miedo, si no no lo habría anunciado al mundo en su libro.

Cuando voy a mi homeópata quizás estoy siguiendo uno de los preceptos del movimiento de recuperación de los que siempre me he burlado: Estoy pensando con mi corazón y no con mi cabeza. O tal vez actúo racionalmente después de todo. El creer en la homeopatía puede ser irracional, pero la no utilización de la homeopatía si esta funciona sería aún más irracional. Sólo me importa si la medicina funciona, no el por qué.(Tengo una vaga comprensión de los antibióticos.)

Así que yo no escucho a los científicos deseosos de decirme por qué los remedios homeopáticos no pueden funcionar posiblemente porque violan las leyes de la química. Suponiendo que los científicos tengan razón, y los remedios que he tomado sean meros placebos , ¿por qué iba yo a querer empezar a dudar – y disminuir– su eficacia? ¿Por qué no ser susceptible a los placebos? (Ibid.)

Aquí tenemos a una persona racional que condena el comportamiento irracional de admitir que ella hace algo que muchas personas racionales considerarían irracional. Es interesante la forma en que ella ha afrontado esta disonancia cognitiva. Ha hecho lo irracional racional (o por lo menos menos irracional que la alternativa), centrándose en su creencia de que la homeopatía funciona. Pero sabemos que las pociones no funcionan mejor que un placebo, así que ¿de qué está Kaminer hablando? Ella no habla de los estudios científicos que muestran que los remedios homeopáticos son más efectivos que no hacer nada o tomar un placebo, porque tales estudios apuntan en la dirección opuesta. De hecho, no parece preocupada si aún existen tales estudios. Quiere decir que cree que “la homeopatía me ha ayudado” (p. 4). Su advertencia al lector es que no tome mi palabra, inténtelo usted mismo, lo que parece dar a entender que si voy a un homeópata y creo que me ha ayudado, entonces sería irracional si no continúo viendo al homeópata. Pero, ¿qué ayuda o ayuda a decir? Estas son palabras ambiguas, no tienen un contenido cognitivo a pesar de estar llenas de significado emotivo. Su única concesión a la idea de que tal vez ella esté actuando irracionalmente está en sus propias reflexiones

…. Tal vez me estoy imaginando que la homeopatía me ha ayudado. Tal vez estoy confundiendo correlación con causalidad : tal vez comencé a sentirme mejor por casualidad, por alguna razón desconocida, aproximadamente al mismo tiempo que volvía a la homeopatía (ibid., p 4.).

Ella nos aconseja no confiar en su palabra y nos dice que debemos pedirle que justificar su afirmación. Incluso nos aconseja intentar duplicar su experiencia. Tal vez esta sea la noción de lo que una persona racional y con una mentalidad científica debería hacer. Pero no hay manera de que yo, o cualquier otra persona, pueda probar lo que afirma al tratar de duplicarlo. No tenemos una idea bastante clara sobre su pretensión de saber el que estaríamos tratando de corroborar. Su afirmación de que algo le ayudó es demasiado vaga para ser valorada en el intento de duplicarlo. ¿Está diciendo en realidad que si voy a un homeópata y me siento mejor después, entonces he fundamentado y duplicado su afirmación? Al parecer es eso. Y creo que se equivoca.

Sin embargo, creo que entiendo lo que está diciendo. Si yo, por ejemplo, fui a un homeópata y encuentro que el dolor de mis rodillas se ha ido por completo con el tratamiento, un dolor que he tenido durante varios años y que mi médico dice que es debido a la bursitis, entonces yo sería irracional si no continuara con el remedio homeopático. Por otra parte, sería irracional no consultar a mi homeópata teniendo yo que comenzar a sufrir dolor, por ejemplo, en el codo o en el hombro o en la espalda. Si yo pudiera comenzar a correr de nuevo, sería irracional que no siguiera viendo a mi homeópata. Yo podría estar de acuerdo. Pero, si yo consulté a un homeópata sobre un nuevo dolor que mi médico no pudo aliviarme con una terapia basada en la ciencia y después del tratamiento homeopático el dolor se fue, yo no consideraría irracional no seguir yendo al homeópata. Yo consideraría que es probable que el dolor se hubiera ido igualmente si no me hubiera consultado al homeópata. (Si usted se está preguntando por qué, consulte a mi entrada en la falacia regresiva o leer mi ensayo sobre la evaluación de la experiencia personal.)

Por otra parte, si un remedio homeopático hizo que se curara mi dolor en la rodilla, me gustaría investigar qué había en ese remedio. A pesar de que la mayoría de los remedios homeopáticos en los EE.UU. y el Reino Unido son poco más que agua o alcohol, hay una serie de productos en el mercado que se etiquetan como homeopáticos que tiene ingredientes activos en ellos ( ver la homeopatía compleja, isopatía y nosodes). Sin embargo, si encuentro que mi remedio era uno de los que había sido diluido tantas veces que no había ningún resto de moléculas de la sustancia activa original, prefiero creer que mi dolor se había ido repentinamente lejos de creer que el remedio homeopático me hubiera curado el dolor. ¿Por qué? Porque si un tónico al cual le eliminaron prácticamente toda molécula de ingrediente activo pudiera demostrar su eficacia, tendríamos que renovar todas las leyes conocidas de la física y la química. Pero si pudiera, tal como con un yo-yo, detenerse e iniciarse el dolor con un remedio homeopático en condiciones de doble ciego, tendríamos que concluir que la poción estaba teniendo el efecto y yo tendría que convertirme en un defensor de ese remedio homeopático. Esto solamente significaría que los remedios homeopáticos pueden ser probados empíricamente. Aun no han mostrado un remedio  que tenga el efecto que he descrito siendo fuertemente evidenciado en los remedios homeopáticos.

Perdura la homeopatía

A pesar de que los remedios homeopáticos clásicos son inertes, la homeopatía en sí es muy eficaz o no habría durado y crecido en los últimos 200 años. Es muy popular en Europa, sobre todo entre la familia real de Gran Bretaña. Hay escuelas de la homeopatía en todo el mundo. La homeopatía se dice una industria que genera 200 millones de dólares al año tan solo en los Estados Unidos. “El hecho de que sea condenada como no científica por algunos médicos ortodoxos es para muchas personas un mérito positivo, no una crítica(Campbell).

Daño de la homeopatía

No es probable que el daño principal de la homeopatía clásica provenga de sus remedios, que probablemente son seguros porque son inertes, aunque esto está cambiando a medida que la homeopatía se vuelve indiscernible de la herbolaria en algunos lugares. Un peligro potencial es en el estímulo al autodiagnóstico y al autotratamiento. Otro peligro que acecha es el de no recibir un tratamiento adecuado por un médico entrenado científicamente – casos en los que el paciente podría ser ayudado para el tratamiento, por ejemplo, de una infección de vejiga, una candidiasis, asma o cáncer. * La homeopatía podría funcionar en el sentido que ayuda a algunas personas a sentirse mejor momentáneamente. La homeopatía no funciona, sin embargo, a la hora de explicar las patologías o sus curas de una manera que no sólo se ajuste a los datos, sino que prometa llevarnos a una mayor comprensión de la naturaleza de la salud y la enfermedad.

Dara O’Briain en homeopatía, etc. (inglés)

Mitchell and Webb, homeopatía (subtitulado)

Homeopathy with “Dr.” Charlene Werner (inglés)

Escépticos (Capítulo 8): ¿Homeopatía?

 

Para saber más…

Libros y artículos (en inglés)

Barrett, Stephen and William T. Jarvis. eds. The Health Robbers: A Close Look at Quackery in America, (Amherst, N.Y.: Prometheus Books, 1993).

Barrett, Stephen and Kurt Butler (eds.), A Consumers Guide to Alternative Medicine: A Close Look at Homeopathy, Acupuncture, Faith-Healing, and Other Unconventional Treatments; edited by (Buffalo, N.Y. : Prometheus Books, 1992).

Barrett, Stephen. “Homeopathy: Is It Medicine?,” in The Hundredth Monkey and Other Paradigms of the Paranormal – A Skeptical Inquirer Collection, ed. Kendrick Frazier (Buffalo, N.Y.: Prometheus Books, 1991), pp. 271-277.

Bausell, R. Barker. (2007). Snake Oil Science: The Truth about Complementary and Alternative Medicine Oxford.

Bellavite, Paulo, Peter Fisher, and Andrea Signorini. The Emerging Science of Homeopathy: Complexity, Biodynamics, and Nanopharmacology. 2 Ed. Translated by Anthony Steele. (North Atlantic Books 2002).

Campbell, Anthony. (2008). Homeopathy in Perspective – Myth and Reality.  lulu.com.

Gardner, Martin. 1989. “Water with memory? The dilution affair.”Skeptical Inquirer 12(2):132-141.

Hill, C. and F. Doyon. “Review of randomized trials of homeopathy,”Review d’epidemiologie et de sante publique, 38(2):139-47, 1990.

Hines, Terence. Pseudoscience and the Paranormal (Prometheus 2003).

Holmes, Oliver Wendell. “Homeopathy and Its Kindred Delusions,” (by the father of the great jurist), 1842.

Jarvis, William. ed. “Homeopathy: A Position Statement by the National Council Against Health Fraud,” Skeptic vol. 3, no. 1, 1994, pp. 50-57.

Kaminer, Wendy. Sleeping with Extra-Terrestrials (Pantheon Books, 1999).

Kleinjen J., P. Knipschild, and G. ter Reit. “Clinical trials of homeopathy.” British Medical Journal. 302: 316-323, 1991.

Lessell, Colin B. The Infinitesimal Dose: The Scientific Roots of Homoeopathy (C.W. Daniel Company Ltd. 1995).

Linde K, Clausius N, Ramirez G, Melchart D, Eitel F, Hedges LV, et al. “Are the clinical effects of homeopathy placebo effects? A meta-analysis of placebo-controlled trials,” Lancet 1997;350:834-43.

Loudon, Irvine. ed. Western Medicine: An Illustrated History,(Oxford University Press 1997).

Park, Robert L. Voodoo Science: The Road from Foolishness to Fraud  (Oxford U. Press, 2000).

Ramey, David W. “The Scientific Evidence on Homeopathy,” Health Priorities, Volume 12, Number 1, 2000.

Raso, Jack. “Alternative” Healthcare: A Comprehensive Guide (Amherst, NY: Prometheus Books, 1994).

Reilly, David. Morag A. Taylor, Neil G. M. Beattie, Jim H. Campbell, Charles McSharry, Tom C. Aitchison, Roger Carter, Robin D. Stevenson. “Is Evidence for Homeopathy Reproducible?” The Lancet, Vol 344 . December 10, 1994. Pages 1601-1606.

Sampson W, and W. London. “Analysis of homeopathic treatment of childhood diarrhea.” Pediatrics 96:961-964, 1995.

Sampson, Wallace and Lewis Vaughn. 2000. editors. Science Meets Alternative Medicine: What the Evidence Says About Unconventional Treatments; Prometheus Books.

Satel, Sally M.D. and James Taranto. (1996). “The battle over alternative therapies,” Sacramento Bee, January 3. First published in The New Republic.

Shapiro, Rose. 2008. Suckers: How Alternative Medicine Makes Fools of Us All. Random House

Sheaffer, Robert. “Psychic Vibrations – E-mailed Antigens and Iridium’s Iridescence,” Skeptical Inquirer, January/February 1998.

Singh, Simon and Edzard Ernst. 2008. Trick or Treatment: The Undeniable Facts about Alternative Medicine. W. W. Norton.

Stevens, Phillips Jr. “Magical Thinking in Complementary and Alternative Medicine.” Skeptical Inquirer. November/December 2001.

Taylor, M. A., Reilly, D., Llewellyn-Jones, R. H., McSharry, C., and Aitchison, T. C. (2000) “Randomised Controlled Trial of Homoeopathy Versus Placebo in Perennial Allergic Rhinitis with Overview of Four Trial Series” BMJ 321, 471-476

Timmer, John and Chris Lee, Jonathan M. Gitlin, and Matt Ford. (2007). “Diluting the scientific method: Ars looks at homeopathy,”Ars Technica, September 11.

Wagner, M. W. 1997. “Is Homeopathy ‘New Science’ or ‘New Age’?”Scientific Review of Alternative Medicine 1(1):7-12.

Williams, Guy R. The Age of Miracles: Medicine and Surgery in the Nineteenth Century (Academy Chicago Publishers 1981).

Libros y artículos (en español)

Homeopatia, la – ¡vaya timo! Victor Javier Sanz Larrinaga

La Homeopatía: una visión crítica. Circulo Escéptico.

Websites y blogs (en inglés)

La Fundación Educativa James Randi (JREF) ha publicado Homeopathy and Its Kindred Delusions de Oliver Wendell Holmes con una introducción del Dr. Harriet Hall (también conocido como el SkepDoc). Para obtener más información y para leer la introducción del Dr. Hall, haga clic aquí . He aquí una muestra de la introducción:

Para darse cuenta de lo extraordinario de este libro, imaginar el mundo de 1842. Samuel Hahnemann, el inventor de la homeopatía, todavía estaba vivo. Roentgen no descubrió los rayos X hasta 1895. La teoría de los gérmenes aún no se estableció. Semmelweis no tendría sus observaciones sobre la fiebre puerperal hasta 3 años más tarde. No fue sino hasta 1854 que John Snow retiró el mango de la bomba de Broad Street y se detuvo una epidemia de cólera. Los postulados de Koch para la determinación de las causas infecciosas de la enfermedad no fueron publicados hasta 1890. Los médicos no se lavaban las manos o tomaban las precauciones para esterilizar durante la cirugía. Hacer sangrías para “equilibrar los humores” seguía siendo una práctica común. El ensayo aleatorizado controlado con placebo no aparecería durante otro siglo. La medicina contemporánea a menudo hacía más daño que bien. De hecho, el propio Holmes bromeó diciendo “Creo firmemente que si toda la materia médica se pudiera hundir hasta el fondo del mar, sería mucho mejor para la humanidad y todo lo peor para los peces.”

FairDeal Homeopathy “La homeopatía equitativa se puede utilizar para tratar cualquier condición autolimitante. Los ejemplos incluyen dolores y molestias no específicas, dolores de cabeza leves, alergias e intolerancias improbables, fobias inverosímiles, vagas náuseas, contusiones sorprendentes, UDIs (Unique Device Identification) y la mayoría del resto de condiciones para las cuales su GP puede tener dificultad en darle una cura instantánea”.

Galería de pseudociencia relacionada con el agua, una guía de todos los demás timos del agua del mundo compilados por Stephen Lower.

Mike’s Weekly Skeptic Rant Hermosa derribo de un mentiroso de la homeopatía. Bueno, quizá la palabra ‘mentiroso’ sea demasiado fuerte. Tal vez sea que este tipo no sabe leer.

Homeovitality ®Más magia de aceite de serpiente del ADNEl creador de este aceite de serpiente, Peter Kay, tiene un título legítimo y una buena colección de publicaciones científicas a su nombre …. Ninguno de ellas justifica esta tontería del ADN homeopático. Es, al parecer, alguien que se ha dado cuenta de que la ciencia no paga tanto como mitos“. Si usted piensa que puede mantener a raya al envejecimiento mediante la lectura de la jerigonza y el agua potable, este es el producto ideal para usted.

En honor a la Semana Mundial de Concienciación sobre la Homeopatía  2010
David Gorski continúa la burla de una de las alternativas más ridículas a la medicina verdadera jamás concebidas. Gorski postea un video de John Benneth balbuceando sobre “nanocrystalloids” (nanocristaloides) que chupan la energía de la radiación de fondo y restauran la salud de las células. Benneth ve y suena como un miembro de nuestra especie. Incluso podría pasar por un periodista de la televisión en algunos círculos. Cuando abre la boca, sin embargo, el contenido de su discurso indica un cerebro podrido cuyas figuras imaginativas pueden deber su origen al mercurio ingerido en el taller del sombrerero.

Charlatanes obvios: la punta de un iceberg de miedo a la medicina . Ben Goldacre “La homeopatía … es un pequeño sector de la industria farmacéutica, unas pocas empresas de píldoras de azúcar que ganan un par de miles de millones de libras al año en Europa. En general, las pruebas muestran que sus píldoras no funcionan mejor que el placebo. Por lo tanto, sabemos que todas las afirmaciones en contra son una mierda, pero una mierda que es tolerada por un montón de diputados, amplios segmentos de los medios de comunicación, una feria de pocos médicos de familia, y lo más preocupante de todo, los medicamentos y la Autoridad Reguladora de Salud, quien permite a empresas de píldora homeopática catalogar enfermedades que ellos dicen pueden tratar con agua embotellada, sin el requisito de que ellos demuestren cualquier prueba de que su tratamiento funciona

La Homeopatía obtiene un Reality Check en el Reino Unido por Stephen Novella. El Comité de Ciencia y Tecnología de la Cámara de los Comunes  (CCT) ha publicado un informe, Comprobación de la Evidencia 2: La homeopatía , en el que recomiendan que el SNS deje de financiar a la homeopatía. El informe es un bien escaso – un minucioso documento político basado en la ciencia.

Homeopatía: ¿qué tiene de malo? Por Simon Singh

¿Es posible la “sobredosis homeopática” de Alexa Ray Joel? por Abel Pharmboy en Terra Sigillata
Si el Traumeel es verdaderamente homeopático, no hay absolutamente ninguna manera de que este producto pudiera haber causado la hospitalización de Joel …. Fue muy afortunada al tomar lo que parece ser un remedio homeopático en lugar de algún otro tipo de píldora.

Homeopathy Pushers Sink Their Case Before The Trial Begins por Rebecca en Skepchick
Los portavoces de la homeopatía “admiten libremente que no hay evidencia para la homeopatía y que sólo la venden porque la gente está tirando el dinero en ellos.”

El Estudio Montagnier de “Homeopatía” de Harriet Salón
Los homeópatas se están agarrando a un clavo ardiendo al citar este estudio. Esto implica la dilución y la agitación: ese es el único indicio posible de algo homeopático y no es más que una falsa analogía.” Ver también: Por qué se nombro a Luc Montagnier para un Premio IgNobel de Andy Lewis

Un desastre total para la homeopatía – El informe de Donner por Jan Willem Nienhuys
“Fritz Donner (1896-1979) era … un homeópata …. descubrió que muchas cosas estaban muy mal en la homeopatía …. Donner estaba muy sorprendido de que nadie quisiera escuchar sus conclusiones …. Cuando Donner tuvo la idea de dar a todos … de tres rondas de placebo (en tres semanas consecutivas), sus testees (personas sometidas a prueba), médicos que tomaron su curso de introducción a la homeopatía, llenaron sus diarios de tantos ‘síntomas’ como cuando ellos hicieron unos verdaderos (sumamente diluidos) remedios. Cuando Donner dijo esto a sus colegas homeopáticos, ellos no le creyeron …. Todo el informe Donner se publicó en alemán en una no muy conocida revista ( perfusión ) en 1995, y también en una disertación de 2003 …. los textos originales en alemán ya están disponibles en Internet (así como una traducción holandesa)”.

¿Qué hay de malo? homeopatía

Prejuicios sociales y de juicio que hacen tratamientos inertes parecen funcionar por Barry L. Beyerstein (1999)

Homeopatía – el falso final de Stephen Barrett, MD

Medicina alternativa y las Leyes de la Física de Robert L. Parque

El fin de la homeopatía? por Ben Goldacre

Tu Viernes Dosis de Woo: hechos Cincuenta woo-ful [sobre la homeopatía] – Insolence Respetuoso

Tu Viernes Dosis de Woo: Cuando un matemático loco cumple la homeopatía cuántica

Homeopatía – una declaración de posición del Consejo Nacional Contra el Fraude en la Salud

Programa Horizon de la BBC: La homeopatía pone a prueba

Toma de James Randi en la respuesta al programa Horizonte

Randi responde a la afirmación de Benveniste que él es la víctima de una caza de brujas (5 de septiembre de 2003)

HomeoWatch Su Guía Escéptica de la Homeopática: Historia, Teorías y Prácticas Actuales Una operadora subsidiaria de Quackwatch  por Stephen Barrett, MD

¿Qué pasa con la homeopatía? – Cecil Adams, The Straight Dope

¿El fin de la homeopatía? por Leon Jaroff

¿Son los principios de la homeopatía científicamente válidos?

Homeopatía Clásica por Douglas Hoff

Glosario Homeopático por Stephen Barrett, MD

El Quackometer: El “Nuevo fundamentalismo”: Por qué Lionel Milgrom está simplemente equivocado (Una vez más)

Mala Ciencia: Lionel Milgrom – Debate sobre la Calidad Homeopática

Sense About Science sobre Homeopatía

Mala Ciencia y Humorística Investigación ensartada en los Premios Ignobel de Sheila Gibson

Métodos homeopáticos

Homeopatía por Andrew Vickers y Catherine Zollman

El rincón de Jacques Benveniste

Christian Friedrich Samuel Hahnemann

El Centro Nacional de Homeopatía

Remedios naturales caninos ¿Busca un producto homeopático para ayudar a su perro?

Websites y blogs (en español)

El Timo Homeopático. Una Vez Más. 2010-03-06 Por la boca muere el pez.

¿Funciona la homeopatía? Magonia

Los homeópatas se refugian en la física cuántica: crónica de una larga conversación con gente de Boiron (Magonia)

El número de Avogadro es fundamental para comprender el engaño que supone la medicina homeopática,  Pseudociencias

La homeopatía ¿Es medicina? El ojo escéptico

Las mentiras de las homeópatas, El escéptico de Jalisco (y en el Escéptico digital)

7 Razones para no creer en la homeopatía, El escéptico de Jalisco

¿Homeopatía? No, gracias, Esceptica.org

Homeopatía y hormesis. La homeopatía no es hormesis. Se trata de una falsa analogía similar a la que existe entre homeopatía y vacunas . (El escéptico digital)

Noticias (en inglés)

Joe Schwarcz: La homeopatía se basa en la dilución extrema “A la dosis homeopática declarada como 200C, la masa total de las píldoras que tendría que ser consumidas para encontrar una sola molécula de la sustancia original sería de miles de millones de veces mayor que la masa de la Tierra. Sin embargo, la etiqueta en el producto dice que contiene un “ingrediente medicinal!”

Dijeron a Boots que dejara de hacer afirmaciones médicas de píldoras con ningún ingrediente activo Han dicho a Boots Pharmacies que deje de enumerar las condiciones médicas en su publicidad en las tiendas de productos homeopáticos por el regulador de los medicamentos, a raíz de una denuncia presentada por Simon Perry. La publicidad en los puntos de venta en las tiendas Boots recomiendan los productos homeopáticos como tratamientos adecuados para una amplia gama de condiciones médicas, incluyendo alergias, infecciones, picaduras de insectos, dolores de cabeza y dolores de oído. Pero los productos homeopáticos contienen sólo azúcar – que no tiene ingredientes activos.

Los expertos de la salud dicen que el remedio homeopático para la Radiación es “basura” Medicos expertos han cerrado de golpe un negocio de medicinas alternativas que vendian fransheffieldasombrosos “remedios” homeopáticos para la enfermedad por radiación en un aparente intento de sacar provecho de la catástrofe nuclear en Japón. La clínica homeopática The Homeopathy Plus, asentada en la costa central de NSW y dirigida por el homeópata Fran  Sheffield, dijo en un boletín electrónico ayer que “con la creciente amenaza de contaminación radiactiva de los reactores  nucleares japoneses dañados, los homeópatas continúan alertando de los remedios homeopáticos utilizados para ya sea el tratamiento o la prevención de envenenamiento por radiación “.

Sheffield también afirma que ella puede revertir el autismo con la homeopatía .

NHS “desperdiciado” dinero en la homeopatía El  Comité de Ciencia y Tecnología de la Cámara de los Comunes dijo que el uso de dinero público en los remedios altamente diluidos no podía justificarse. Haga clic aquí para ver el informe.

La homeopatía no es una cura, dice la OMS Las personas con enfermedades como el VIH, la tuberculosis y la malaria no deben confiar en los tratamientos homeopáticos. El Dr. Nick Beeching, un especialista en enfermedades infecciosas en el Hospital Universitario Real de Liverpool, dijo: “Todas las infecciones como la malaria, el VIH y la tuberculosis tienen una alta tasa de mortalidad, pero por lo general se pueden controlar o curar con una variedad de tratamientos comprobados, para los que hay una amplia experiencia y datos de ensayos científicos. “No existe una evidencia objetiva de que la homeopatía tenga algún efecto en estas infecciones , y creo que es irresponsable que un trabajador de la salud promueva el uso de la homeopatía en lugar de tratamiento comprobado para cualquier enfermedad que amenace la vida.” (énfasis añadido)

Científicos británicos piden a la OMS que condene a la homeopatía para enfermedades como el VIH “Clínicas de toda Asia y África subsahariana que ofrecen remedios ineficaces para enfermedades graves, poniendo en riesgo la vida, dicen los investigadores.”

Como un cuarto estudio dice que no es mejor que un placebo ¿es este el fin para la homeopatía? por Sarah Boseley

¿La homeopatía funciona? por Nathan Williams

“Muchos estudios anteriores han demostrado que la homeopatía tiene un efecto más allá del placebo …. Se ha establecido fuera de toda duda y aceptado por muchos investigadores, que el ensayo controlado con placebo, aleatorizado y controlado no es una herramienta de investigación apropiado con el que probar la homeopatía . ” – una portavoz de la Sociedad de Homeópatas

Los homeópatas “poner en peligro la vida” al ofrecer remedios contra la malaria

Homeopatía: el vudú en el NHS

Estudio [en Lancet ] dice que los medicamentos homeopáticos no funcionan – La evidencia sugiere que los remedios ofrecen un efecto placebo, pero sin beneficios reales

Pruebas escepticas apoyan la homeopatía. Ahora el reto para los científicos es que las repitan, The Independent, por Steve Connor

Prohibición de tres meses para la homeopatía GP

Noticias (en español)

Un remedio homeopático es tan curativo como el agua bendita, pero puede ser mortal, ministra Mato (Magonia)

Pediatras de la Sanidad pública recetan homeopatía a bebés (Magonia)

TVE recomienda la homeopatía frente a las vacunas, aunque esa medicina alternativa mate niños (Magonia)

‘Diario Médico’ alerta de que la homeopatía es placebo y pide al Gobierno que no confunda a la población (Magonia)

Sanidad admite que la homeopatía es nada, pero no pasará nada (Magonia)

“La homeopatía es brujería”, según los médicos británicos (Magonia)

La Universidad de Zaragoza retira títulos de homeopatía. a Universidad de Zaragoza ha retirado los títulos de “Diploma de Especialización en Terapéutica Homeopática” y “Experto Universitario en Homeopatía Clínica”, tras las quejas formuladas por ARP-SAPC de manos del socio, y profesor de dicha institución, Eustoquio Molina, junto a Pedro Merino, Víctor Javier Sanz y Miguel Bayón, y a la que se unieron alumnos de la Facultad de Medicina. (Escepticos)

Vídeos

Entrevistas Richard Dawkins profesor Michael Baum en YouTube

Dani Mateo y ‘El Gran Wyoming’ explican los principios de la homeopatía en ‘El Intermedio’

http://www.skepdic.com/homeo.html

Radio

Debate entre un homeópata y un escéptico, en Radio Nacional de España

Share

Categorías:

  • Palabra al azar

    • Sesgo de confirmación
      El sesgo de confirmación se refiere a un tipo de pensamiento selectivo por el que se tiende a notar y buscar aquello que confirma las creencias de uno, y hacer caso omiso, no buscar, o infravalorar la importancia de aquello que contradice las creencias de uno mismo. Por ejemplo, si usted cree que durante la luna llena se produce un aumento en las admisiones a las salas de emergencia en la que trabaja, se dará cuenta de los ingresos durante la luna llena, pero no prestará atención a la luna cuando se produzcan ingresos durante otras noches el resto de meses. Una tendencia a hacerlo con el tiempo fortalece injustificadamente su creencia en la relación entre la luna llena y los accidentes y otros efectos lunares. Esta tendencia a prestar más atención y peso a los datos que apoyan nuestras creencias que a los datos que las contrarían es
  • Ir a los archivos y notas del Escepticcionario

    Skeptic Dictionary