Welcome to Magazine Premium

You can change this text in the options panel in the admin

There are tons of ways to configure Magazine Premium... The possibilities are endless!

Member Login
Lost your password?

Ley de los milagros de Littlewood

El matemático John Littlewood (1885-1977) calculó que una persona típica experimentaría aproximadamente un milagro al mes durante su vida. Definió un milagro como algo que se considera que tiene un significado especial y ocurre con una probabilidad de uno en un millón. Basó su cálculo en suponer que la persona típica está despierta y alerta unas ocho horas al día y que los eventos ocurren a una velocidad de aproximadamente uno por segundo (Para aquellos que van a hacer los cálculos, en realidad se necesitan unos 35 días para experimentar un millón de eventos a una velocidad de uno por segundo. Pero esto es un milagro matemático, por lo que debemos darle un pequeño margen a Littlewood).

Véase también coincidencia y milagro.

Para saber más…

Bollobás, Béla. (1986). editor. Littlewood’s Miscellany,  Cambridge University Press.

Dyson, Freeman. (2006). “One in a Million,” a review of Debunked! ESP, Telekinesis, Other Pseudoscience(Johns Hopkins University Press 2004) by Georges Charpak and Henri Broch, translated from the French by Bart K. Holland. The review is chapter 27 of The Scientist as Rebel (NYRB).

 

Categorías:

  • Palabra al azar

    • Alucinación colectiva
      Una alucinación colectiva es una alucinación sensorial inducida por el poder de la sugestión a un grupo de personas. Por lo general, se produce en situaciones intensificadas emocionalmente, especialmente entre los religiosamente devotos. La expectación y la esperanza de dar testimonio de un milagro, combinado con las largas horas por mirar fijamente a un objeto o un lugar, hace que ciertas personas religiosas sean susceptibles de ver cosas tales como estatuas que lloran, iconos y santos retratos en movimiento, o a la Virgen María en las nubes. Los testigos de un “milagro” concuerdan en sus narraciones alucinatorias porque tienen los mismos prejuicios y expectativas. Además, las narraciones diferentes convergen hacia la armonía con el tiempo y cuando las narraciones vuelven a contarse. Aquellos que no ven nada extraordinario y lo admiten son despedidos por no tener fe. Algunos, sin duda, que no ven nada “en lugar de admitir que
  • Ir a los archivos y notas del Escepticcionario

    Skeptic Dictionary