Welcome to Magazine Premium

You can change this text in the options panel in the admin

There are tons of ways to configure Magazine Premium... The possibilities are endless!

Member Login
Lost your password?

Pensamiento selectivo

El pensamiento selectivo es el proceso mediante el cual se lleva a cabo una selección de pruebas favorables para recordarlas y enfocarlas, haciendo caso omiso a la evidencia desfavorable a una creencia. Este tipo de pensamiento es la base para la mayoría de las creencias en los psíquicos poderes de los llamados mentalistasmediums. También es la base para muchos, si no la mayoría, de ocultismos y de creencias pseudocientíficas y es incluso usado, a modo de lectura selectiva, por la mayoría de religiosos con sus textos sagrados.

Cabe señalar que el pensamiento selectivo funciona independientemente de las ilusiones y no debe confundirse con el pensamiento sesgado o sesgo de confirmación, debido a que uno de ellos considera seriamente los datos contrarios a la creencia de uno, mientras que otro es mucho más crítico con estos datos de lo que es con los datos que apoyan su creencia.

Cabe señalar que el pensamiento selectivo funciona independientemente de las ilusiones y no se debe confundir con el pensamiento sesgado, por el cual uno considera seriamente los datos que contrarían a la creencia de alguien, pero uno es mucho más crítico con tales datos que con los datos que dan apoyo a dicha creencia.

Para saber más

Gilovich, Thomas. How We Know What Isn’t’ So: The Fallibility of Human Reason in Everyday Life (New York: The Free Press, 1993).

Randi, James. Flim-Flam! (Buffalo, New York: Prometheus Books,1982).

Coincidences: Remarkable or Random? by Bruce Martin

Share

Categorías:

  • Palabra al azar

    • Homeopatía
      La homeopatía clásica se originó en el siglo XIX con Samuel Christian Friedrich Hahnemann (1755-1843) como una alternativa a las prácticas médicas de la época, tales como la flebotomía o la sangría. Abrir las venas para hacer sangrar a los pacientes, forzar a la enfermedad a salir fuera del cuerpo, y restaurar los humores a un equilibrio adecuado eran prácticas médicas populares hasta finales del siglo XIX (Williams 2000: 265). Hahnemann rechazó la noción de que la enfermedad debe ser tratada para soltar la materia ofensiva que causaba la enfermedad. En este sentido tenía razón. Por otra parte, sostuvo que la enfermedad debe ser tratada para ayudar a la fuerza vital del cuerpo a restaurar la armonía y el equilibrio. En esto, estaba equivocado. Rechazó otras prácticas médicas comunes de su época, como los purgantes y los vomitivos “con opio y calomel a base de mercurio” (ibid.: 145). Él
  • Ir a los archivos y notas del Escepticcionario

    Skeptic Dictionary