Welcome to Magazine Premium

You can change this text in the options panel in the admin

There are tons of ways to configure Magazine Premium... The possibilities are endless!

Member Login
Lost your password?

Roswell

Durante el Día de la Independencia de 1947, durante una fuerte tormenta eléctrica cerca de Roswell, Nuevo México, un experimento de las Fuerzas Aéreas con globos a gran altitud explotó y cayó a la tierra. Este evento de menor importancia en la historia de la exploración resultó ser el Big Bang de la ufología. Los entusiastas de los ovnis han llegado a ver al 4 de julio como el día en que una nave espacial alienígena se estrelló en la Tierra. Algunos ufólogos dicen que los extraterrestres fueron detenidos por las Fuerzas Aéreas de los EE.UU. y otros re-conspiradores que el gobierno les hizo un interrogatorio o una autopsia. Algunos afirman que toda nuestra tecnología moderna se ha aprendido a través del análisis y la reproducción de la tecnología extraterrestre.

El lugar del accidente real fue en el rancho Foster, 75 millas al norte de Roswell, un pequeño pueblo que está haciendo un gran negocio alimentando el apetito insaciable de los entusiastas de los ovnis. Roswell tiene un museo ovni, El Museo Internacional y Centro de Investigación y alberga también una fiesta anual alienígena . Las tiendas atienden a este sector turístico curioso tanto como Inverness abastece a la multitud en el Lago Ness. Esto parece ser un poco injusto para Corona, Nuevo México, que es en realidad la ciudad más cercana al lugar del accidente. Roswell tiene la base militar más cercana, sin embargo, y ahí es donde supuestamente fueron llevados los restos de la nave extraterrestre y sus ocupantes. Por qué los extraterrestres no fueron llevados a un centro médico superior sigue siendo un misterio.

RestosRoswellroswell4

William “Mack” Brazel, capataz del rancho Foster, junto con un niño de 7 años, Dee Proctor, encontraron los restos más famosos en la historia moderna. Nunca se había visto algo así antes. Millones están de acuerdo: el material era extraño. En realidad, fue algo bastante mundano, incluyendo un trozo de cinta de refuerzo cuyo diseño parecido a una flor se tomó como si fueran jeroglíficos alienígenas. Pero las Fuerzas Aéreas no fueron consistentes en la descripción de los escombros y sugirieron que los apasionados ufólogos habían tenido un pequeño problema con su memoria de origen. Tal vez lo que la gente recuerda como un solo evento es en realidad una mezcla de varios eventos que ocurrieron en diferentes años (como el globo meteorológico y las pruebas de detección de explosiones nucleares en globo, el choques de aviones con cuerpos quemados, y el vertido de dummies – maniquíes – sin rasgos distintivos desde aviones). La probabilidad de que Roswell sea una reconstrucción que implica muchos eventos durante muchos años se apoya en el hecho de que Roswell fue ignorado por los ufólogos hasta que Charles Berlitz y William Moore publicaron un libro sobre el tema en 1980, más de treinta años después del evento.

El National Enquirer también trajo a Roswell a la vanguardia en 1980 con una historia en la que Jesse Marcel, el comandante del Ejército que, en 1947, pudo haber sido el responsable de un comunicado de prensa que afirmaba que el ejército estadounidense estaba en posesión de partes de un disco volador, de esos que Kenneth Arnold dijo haber visto sólo un par de semanas antes. (Otros dicen que el comunicado de prensa vino de Walter Haut.) Roswell fue uno de los cientos de estos “avistamientos” relatados un poco después de que los medios de comunicación difundieran la palabra de Arnold “platillos volantes”. El éxito de la película Encuentros en la tercera fase (1977) probablemente también contribuyó a la atmósfera que condujo la revelación de Roswell como el Ave Fénix de las cenizas alienígenas a la cima del top del mito OVNI aproximadamente tres décadas después de los hechos alegados.

Los UFO aficionados confian en Berlitz y otros con historias fantásticas sobre la base de unos recuerdos de 30 años atrás. Que el gobierno cometió errores y eran contradictorios se toma como prueba suficiente de que existe una conspiración masiva entre los medios de comunicación y el gobierno. Ellos están tratando de ocultar la verdad a la opinión pública sobre los aterrizajes de extraterrestres. Algunos incluso creen que el gobierno de EE.UU. ha firmado un tratado con los extraterrestres.

Los escépticos están de acuerdo en que algo se estrelló cerca de Roswell en 1947, pero no una nave extraterrestre. Las explicaciones escépticas han variado entre globos meteorológicos, aeronaves secretas o dispositivos de espionaje. El conocimiento convencional actual entre los escépticos es que lo que se encontró en el rancho Foster fue parte del Proyecto Mogul, un proyecto de pruebas altamente secreto de vuelo a gran altura de globos para detectar explosiones nucleares soviéticas.

booksbourdais0102tape_moore

ros_pic1El físico atmostpheric Charles B. Moore muestra un reflector de radar similar a los realizados para los globos usados en los experimentos del Proyecto Mogul, que ayudó a lanzar desde Alamogordo Army Air Field en Nuevo México entre junio y principios de julio de 1947. Universidad de Nueva York Vuelo # 4 llevaba tres de estos reflectores y antes de que se perdieran fueron rastreados hasta un radio de 17 millas del lugar donde el ranchero Mac Brazel recuperó más tarde los escombros que provocaron el famoso caso de “incidente de Roswell”

ros_pic2

Para los escépticos, Roswell es un ejemplo clásico de lo que DH Rawcliffe ´denominó como falsificación retrospectiva. Una extraordinaria historia es contada y esta, luego, se vuelve a contar con adornos y remodelaciones destacando los puntos favorables mientras que los desfavorables se descartan. Los falsos testigos ponen también su aportación, como el empresario de pompas fúnebres Glen Dennis (Gildenberg 2003). En el caso de Roswell, también tenemos algunos personajes poco fiables que añaden sus ilusiones, como Whitley Strieber, Hopkins Budd y John Mack (véase abducción alienígena). También está Robert Spencer Carr, el graduado de secundaria al que le gustaba ser llamado como “El profesor Carr”. Carr es un héroe en la literatura OVNI, pero sus historias de platillos voladores y criaturas alienígenas eran ilusiones. Su hijo escribió: “Siento muchísimo el que la tergiversación patológica de mi padre resultara ser la fundación sobre la cual una montaña tan monstruosa de falsedades hubiera sido amontonada» (Carr 1997). Fue esa montaña de falsedades lo que se convirtió en parte de la memoria OVNI, al fijar su convicción en una historia notable. Sucedió en Fátima (durante un tiempo cuando los únicos alienígenas que visitaban nuestro planeta eran mensajeros de algún dios) y sucedió en Roswell. Uno podría pensar, sin embargo, que a diferencia de la creencia en la Virgen de Fátima y otras apariciones del mundo sobrenatural, Roswell podría resolverse algún día ya que se trata de hipótesis comprobables y reclamaciones refutables. No cuente con ello. Los entusiastas de los ovnis son tan devotos a su sistema de creencias como lo son tan devotos religiosos a las suyas. La evidencia y la argumentación racional son de poco interés para aquellos que consideran que la ciencia ficción como una guía más sabia que la ciencia, la lógica y probabilidad razonable.

Para saber más…

Libros y artículos

Bartholomew, Robert E. and Benjamin Radford. Hoaxes, Myths, and Manias – Why We Need Critical Thinking (Prometheus  Books 2003).

Carr, Timothy Spencer. “Son of Originator of ‘Alien Autopsy’ Story Casts Doubt on Father’s Credibility,” Skeptical Inquirer, July/August 1997, pp. 31-32.

Frazier, Kendrick. (ed.) The UFO Invasion : The Roswell Incident, Alien Abductions, and Government Coverups (Amherst, N.Y.: Prometheus, 1997).

Gildenberg,  B. D. “Duke.” “Roswell Explained – How a Modest Military Adventure was Turned Into a Great Whopper of a UFO Tale in 1978.” Skeptic, Vol. 10 No. 1, 2003, 60-73.

Klass, Philip J. The Real Roswell Crashed Saucer Coverup(Buffalo, N.Y.: Prometheus, 1997).

Korff, Kal K. The Roswell UFO Crash – What They Don’t Want You to Know (Buffalo, N.Y.: Prometheus, 1997).

Peebles, Curtis. Watch the Skies!: A Chronicle of the Flying Saucer Myth (Smithsonian Institution Press, 1994).

Sagan, Carl. The Demon-Haunted World – Science as a Candle in the Dark, ch. 5, “Spoofing and Secrecy” (New York: Random House, 1995).

Saler, Benson. Charles A. Ziegler, Charles B. Moore. Ufo Crash at Roswell: The Genesis of a Modern Myth (Smithsonian Institution Press, 1997).

Websites

The Klass Files (Archive of Skeptics UFO Newsletter)

The New Bogus Majestic-12 Documents by Philip J. Klass, Skeptical Inquirer, May/June 2000

Balloon Research Findings

The Roswell Incident and Project Mogul by Dave Thomas

The CB1 Roswell Resource Centre

Scientific Skepticism, UFOs, and the Flying Saucer Myth – Royston Paynter

Skeptics and Their Arguments

Share

Categorías:

  • Palabra al azar

    • Astrología
      La astrología, en su forma tradicional, es un tipo de adivinación basada en la teoría de que las posiciones y movimientos de los cuerpos celestes (estrellas, planetas , el sol y la luna) en el momento del nacimiento influyen profundamente en la vida de una persona. Algunas formas de la astrología sostienen que los acontecimientos terrestres, como los desastres naturales son predichas por diversos acuerdos o eventos celestes. Dadas las innumerables relaciones de objetos celestes, sería sorprendente si uno pudiera no encontrar alguna correlación entre los sucesos terrenales como los tornados, erupciones volcánicas, terremotos, huracanes, sequías, incendios, etc, y un arreglo de los planetas en relación con el Sol o Luna. La correlación no prueba causalidad, pero es lo suficientemente buena para la mayoría de los astrólogos.(Para un ejemplo clásico de este tipo de razonamiento, ver el
  • Ir a los archivos y notas del Escepticcionario

    Skeptic Dictionary