Welcome to Magazine Premium

You can change this text in the options panel in the admin

There are tons of ways to configure Magazine Premium... The possibilities are endless!

Member Login
Lost your password?

Sal del Himalaya

La Sal del Himalaya es una sal que supuestamente tiene propiedades terapéuticas debido a su composición y a su pureza.  Según sus defensores la ingesta de esta sal, de millones de años de antigüedad, promete curarte, o por lo menos solucionarte, “una gran cantidad de afecciones modernas”.

715px-Himalaya-Salz-1Diversas webs donde se vende esta sal alegan que “no tiene nada que ver con la sal de mesa común. Es una sal especial que es extraída de las montañas del Himalaya y tiene una antigüedad de más de 250 millones de años.” También afirman que “en la sal del Himalaya se encuentran los 84 elementos presentes en nuestro cuerpo (los mismos elementos que ya estaban en el “mar primitivo” que dio origen al mundo como lo conocemos hoy en día).” Estos vendedores además añaden que “esta sal ayuda a regular el contenido de agua del organismo regulando el nivel de acidez en cada una de nuestras células. Por otra parte, es muy recomendada en casos de asma,osteoporosis, calambres musculares, várices, arritmia, diabetes e insomnio.”

Su ubicación

A pesar de ser vendida como “sal extraída desde la altas montañas del Himalaya”, desde donde se extrae esta sal es de las formaciones salinas de Khewra, en Pakistán, a 300 km del Himalaya.

Algo que no es un secreto, pues es la propia empresa que la fabrica, la Kewra Salt, una empresa paquistaní-polaca, quien nos lo cuenta en su web:

Somos accionista de la segunda mayor mina de sal en el mundo, la mina Khwera, y también disponemos de una pequeña mina privada. Nuestra misión es compartir este tesoro de la Tierra con todo el mundo.
Nuestra manufactura está ubicada en el mismo corazón de la sierra cordillera de sal Karakórum, a varios centenares de yardas de la mina Khewra. Es aquí donde nuestros hábiles artesanos fabrican bonitas lámparas de sal en diferentes formas, candeleros de sal, piedras de masaje, jabón de sal del Himalaya, ladrillos y recipientes originales de sal.

El nombre fue creado por Peter Ferreira únicamente por razones comerciales para su venta en Alemania.  Ferreira afirmó en 2002 que esta sal provenía de Karakorum. Sin embargo, tal y como señala el grupo TourismWatch (No.28 y No.30), no hay ninguna mina de sal que se encuentre en esa región del Himalaya .

Peter Ferreira, quien se autodenomina como “Biofísico” (no se pierdan su curriculum) y afirma estar realizando una investigación científica sobre “la conexión entre la biofísica del agua y la sal”, introdujo este producto en la década de los 90 afirmando que esta era una sal “proveniente de las altas regiones montañosas del Himalaya”. Este “investigador”, en 2002 publicó, junto con una médico llamada Barbara Hendel el libro titulado Wasser & Salz (Agua y sal). Este libro consiguió tal éxito que poco después anunciaron la publicación de una revista.

800px-Salt_Range

Aquí tenéis una foto de “las altas cordilleras del Himalaya” desde donde se extrae esta sal. (en realidad Salt Range en el Distrito de Mianwali , Punjab, Pakistán)

Su composición

Según Ferreira, estas sales además “no han sido contaminadas por el ser humano” y contienen “84 elementos esenciales para la salud.” Algo que se repite en diversas webs de venta de productos de medicina alternativa. (ver ejemplo)

Sobre la primera afirmación cabría preguntarles a qué se refieren con “contaminadas”. Las minas de sal de Pakistan ya fueron conocidas durante la expansión helénica en el siglo IV a.e.c. a manos de Alejandro Magno.

Más de un milenio y medio después de su descubrimiento, en el siglo XIII, los jefes de la tribu Janjua-Raja establecieron la minería comercial en Khewra. Desde 1500 a 1809 el control de la mina corrió a cargo de los Mongoles. Depués, en 1809, los Sijs lucharon por el control del territorio cuando el imperio mongol  se encontraba en decadencia. Más tarde, en 1849, Punjab fue anexionada al Imperio Británico  y la administración de las minas pasó a manos del Gobierno británico.

Bajo la administración británica, las minas se modernizaron con instalaciones eléctricas, túneles, conexión ferroviaria, dinamitado y con una planta de carbonato de sodio. Un manantial de agua potable fue descubierto en 1853 dentro de la mina. Esto hizo que se construyeran instalaciones de madera para suministrar agua fresca a la aldea cercana de Khewra. En 1872, el Dr. H. Warth, ingeniero jefe de minas en Khewra, diseñó un túnel principal a nivel del suelo y se estableció una regla 50-50, pilar fundamental de la extracción de sal que sigue siendo usada hasta nuestros días. Por si la “contaminacion” humana anterior no fuera suficiente, en 1883 se inauguró un ferrocarril de trocha métrica que une Chalisa a Khewra. En 1886, se vinculó a los Ferrocarriles Khewra Royal de la India. Imperial Chemical Industries (ICI), una planta de Carbonato Sódico se estableció en Khewra en 1938.

Las malas condiciones de trabajo y los malos tratos por parte de la administración británica dieron pié al movimiento de resistencia no violento y a las huelgas que obligaron a la administración de la mina a recurrir a los soldados. Doce mineros murieron por disparos de los soldados. Sus tumbas se puede ver fuera de las puertas centrales de las minas. El Sindicato Occidental de Mineros de Sal de Pakistán ha seguido en activo en el área hasta hoy.

En 1947 el control de la mina fue entregado a las autoridades paquistaníes. En 1974 se estableció la Pakistán Mineral Development Corporation (PMDC) . Y en 2002 la PMDC lanzó un Proyecto de Desarrollo  Turístico en las minas de sal de Khewra par así convertir con éxito las partes más antiguas de la mina en un destino turístico de gran éxito y así recibir la visita de cerca de 200.000 visitantes anuales.

Hoy en día la sal extraída en Khewra se utiliza para usos industriales. La mayoría de las 350.000 toneladas de sal que se extraen cada año se compran a ICI Soda Ash Khewra, a Ittehad Chemical Limited en Kala Shah Kaku y a varios terratenientes diferentes.

696px-Himalayan_Rock_Salt

Sobre la segunda afirmación (los 84 componentes esenciales para la salud y que están presentes en nuestro cuerpo.)

En 2003, la  agencia de protección al consumidor de Baviera (Bayerisches für Gesundheit und Landesamt Lebensmittelsicherheit) analizó 15 muestras de sal del Himalaya que se vendían en Alemania y esta tan solo pudo detectar un total de 10 minerales distintos: sodio y cloruro (98%) y otros minerales.

Estudio que corroboró la Universidad Técnica de Clausthal (Technische Universität Clausthal). Quien también encontró únicamente esos 10 elementos.

La cadena de televisión pública alemana ZDF además presentó la composición química analizada de Sal de Himalaya comunicando que, además del modelo donde figura un 95-96 % de cloruro sódico, se sumaba el hecho de que estas sales estaban contaminadas con un 2-3% de polihalita (yeso) y pequeñas cantidades de otros 10 minerales distintos. (lejos de los 84 que se afirman)

La única diferencia con la sal de mesa convencional como sal degradada, a diferencia del proceso habitual en Europa Central, es el método de preparación de dicha sal: donde se hacen pasar vapores de sodio sobre los cristales de cloruro de sodio, NaCl, de forma que los iones del cloruro, Cl, se combinan con los iones de metal produciendo defectos no estequiométricos dentro de la red. Lo que produce el efecto F, que es lo que da ese color rosado.  Estos cristales preparados se  encuentran en el 2% restante de una gama algo más amplia de trazas de otros minerales.

Sus propiedades “beneficiosas”

Con la excusa de sus propiedades curativas o beneficiosas para el cuerpo humano, alegando que son mucho mejores que el resto de sales,  estos vendedores han aumentado el precio considerablemente con respecto al de la sal común.

Según estos vendedores de sal del Himalaya (Pakistan), “Las propiedades de la sal del Himalaya ofrecen soluciones para una gran cantidad de afecciones modernas. Esta sal ayuda a regular el contenido de agua del organismo regulando el nivel de acidez en cada una de nuestras células. Por otra parte, es muy recomendada en casos de asma, osteoporosis, calambres musculares, várices, arritmia, diabetes e insomnio.”

Contrariamente a lo que uno encuentra en el cuerpo humano (menos de 30 elementos) – diez forman prácticamente la totalidad de sustancias que tiene el cuerpo humano, once son esenciales (los oligoelementos), tales como los componentes de las enzimas . Unos pocos elementos más, dependiendo de las condiciones ambientales, están presentes en distintas partes, actuando para el metabolismo, pero juegan un papel dañino. Particularmente perjudiciales son los metales pesados ​​como el plomo, el mercurio y el cadmio. Aunque la sal del Himalaya contuviera realmente más de 80 elementos, la mayoría de ellos serían totalmente inútiles para el cuerpo humano o incluso hasta tóxicos. Además, hay que señalar que los elementos no son cruciales en sí mismos sino sus conexiones.

Los supuestos efectos positivos de la sal cristalina en la salud no tienen evidencia científica. La evidencia de que el depósito e infiltración de sustancias lipídicas en las paredes de las arterias (aterosclerosis) pueden ser eliminada del cuerpo con la ayuda de la sal no existe.  En Europa Central es habitual el consumo de sal.  Un consumo adicional de sal (sea de donde sea) podría incluso cargar el metabolismo y producir un fallo renal.  La afirmación de que con la ayuda del consumo de cristales salinos  sería posible regular una presión sanguínea alta  ( hipertensión) es científicamente insostenible. Esto también se aplica a las declaraciones relacionadas con la supuesta sobre-acidificación del cuerpo

Según la Asociación Independiente para el Asesoramiento de la Salud, cuando se dice que los cristales salinos son ricos en minerales se está induciendo deliberadamente al consumidor en un error. (los fines ya los conocemos)

La Sal del Himalaya contiene – como toda sal de mesa – únicamente cloruro de sodio y pequeñas trazas de otros minerales .

De acuerdo con la Asociación de Nutricionistas de Austria en dos cucharaditas de sal del Himalaya hay 45 mg de calcio (ingesta diaria: 1000 mg), 5 mg de magnesio (RDA: 300 mg) y 0,7 mg de hierro (RDA: 10 mg).

Por lo que, además de no curar absolutamente ninguna de las enfermedades con las que la anuncian, no contribuye prácticamente en nada ni para satisfacer las necesidades diarias como complemento alimenticio.

Ironía

El consumidor de Sal del Himnalaya en realidad está consumiendo sal común (NaCl) a un precio 20 veces mayor de lo que cuestan el resto de sales que puede adquirir en un supermercado.

Lo único que diferencia a esta sal del resto son sus impurezas, que le dotan de ese color rosado que tanto atrae al incauto consumidor de medicinas alternativas y productos naturales.

Otros usos:

Estas sales también se usan para la creación de Lámparas y bloques sueltos, afirmando que poseen incluso hasta más propiedades de las que originalmente se le pueden atribuir mediante el consumo ordinario como alimento saludable. Mucho más próximas estas afirmaciones al terreno mágico y de la charlatanería que el pseudocientífico al que ya pertenece.

Referencias:

  1. Ludmilla tuir-zum Himalaya Salz
  2. Dr. Christian Lamschus, director jefe del Deutschen Salzmuseums en Lüneburg (WDR) – Museo de la Sal Alemán
  3. El oro blanco de la cordillera del Himalaya, Focus N º 11 (2002)
  4. Cristal de sal en boca de todos y altos precios en todas las tiendas – y quién se beneficia con él – artículo de Walter von Holst en la revista Zeitgeist de octubre de 2002 ( online )
  5. Comunicado de prensa de la Oficina del Estado de Baviera para la Salud y la Seguridad Alimentaria
  6.  ZDF: teure forrajera Aus Himalaya ellas (2006)
  7. Universidad de Berlín: la distribución de elementos en el cuerpo humano
  8.  UGB: El negocio de la Sal del Himalaya
  9.  VEO: Der mit dem Nepp Himalayasalz (2003)
  10. ¿Es saludable la sal del Himalaya?, eco-Prueba 7/2002, p.126
  11. Himalaya-Salz – Glaubensfrage , prueba de 10/2002, S. 17

Para saber más…

“Himalaya Salt”©2003 PFPC (The Fluoride Education Project) “En los últimos años una nueva estafa que surgió en Europa se está extendiendo rápidamente por todo el mundo. Se trata de la sal de roca ordinaria del “salt range” de Pakistán que se comercializa  como la lujosa  y sanadora “Sal del Himalaya”. También se vende como “Himalayan Crystal Salt” (“cristal de sal del Himalaya”), “Hunza-Kristallsalz” o natural “Kristallsalz”, “VitaSal”, “AromaLife”, etc .. La estafa se está introduciendo actualmente en la India y en Estados Unidos. El resultado será el de una muy alta ingesta de flúor en general para aquella persona que siga las diversas “recomendaciones de la terapia”…

Flúor y yodo

Irónicamente, en “Wasser & Salz” proclamaron que el yodo y el flúor son “altamente tóxicos” y no se debían nunca añadir a la sal de cocina (4 de agosto 2002). Esta declaración inmediatamente parecería extraña para un escéptico ya que ambas “toxinas”, flúor y yodo, también figuraban entre los “84 elementos naturales esenciales para el cuerpo” de la sal (ver enlace)
La cuestión de fluoruro / yodo, sin embargo, se convirtió en la piedra angular de la campaña de promoción. Valiosos libros sobre los efectos no deseados del fluoruro (Ziegelbecker) y los suplementos de yodo (Braunschweig-Pauli) se encontraron en la librería on-line de “Wasser & Salz”.
Sin embargo, W & S no informó a la opinión pública que esta misma “Sal del Himalaya ” puede poseer fácilmente más fluoruro que la sal fluorada convencional y artificialmente.

Numerosos análisis que fueron publicados en la misma web de AromaLife AG (” el mayor distribuidor de “Sal del Himalaya” de Suiza ) – para demostrar que cumplía con los reglamentos CODEX – lo mostraron claramente. Haga clic aquí.

Composicion Sal Himalaya

Khewra Salt Mine (Swiss Pakistan Society)

Terapias de Sal, por Brian Dunnin (Skeptoid). “… Algunos de los sitios que revisé enfatizan la pureza de la sal mientras que otros acreditan la cantidad de minerales que hay en ella. Un sitio dijo que la combinación única de 94 (!) elementos en la sal “natural” es lo que hace que funcione. Numerosos sitios dicen que son necesarios 84. Otros dicen que sólo utilizan la sal rosa del Himalaya porque esa es la única forma de asegurar la pureza (las sales rosadas ​​son de ese color debido a que sus cristales están contaminados con óxido de hierro). Los análisis de la sal rosa del Himalaya han encontrado que contiene entre entre un 95-98% de sal, siendo la mayoría restante yeso. Se encuentran por lo general trazas de unos 10 minerales. Aunque el yeso se recomienda en algunos esquemas de la medicina alternativa,  ninguna investigación médica ha demostrado jamás algún beneficio en consumirlo; por lo que no está claro por qué quienes practican terapias de sal lo recomiendan. De cualquier manera, la práctica no parece presentar ningún consenso claro sobre cual es mejor: si la sal “pura” o sal contaminada; parecen estar muy divididos pero ambas partes suenan bastante firmes en que su forma es la mejor.”

Haloterapia: el regreso

Cuevas de Sal (Haloterapia), en A Breath of Reason

El oro blanco: Sal (BandNooz)

Share

Categorías: ,

  • Palabra al azar

    • Fraude piadoso
      Un fraude piadoso es alguien cuyo fraude está motivado por un equivocado celo religioso. Ejemplos de fraudes piadosos incluyen a Catalina Rivas y otros supuestos estigmatizados , como el Padre Pío; la Hermana Lucía dos Santos, quien dijo que la Virgen María se le apareció a ella y a otros dos niños en Fátima, Portugal, en 1917, el creador de la Sábana Santa de Turín , el ‘cirujano’  psíquico Stephen Turroff y/o cualquiera que haya mentido sobre el testimonio de un milagro. Share
  • Ir a los archivos y notas del Escepticcionario

    Skeptic Dictionary