Welcome to Magazine Premium

You can change this text in the options panel in the admin

There are tons of ways to configure Magazine Premium... The possibilities are endless!

Member Login
Lost your password?

Kennedy (maldición)

 

La llamada maldición Kennedy es una creación de los medios de comunicación. El clan FK no está más maldito que cualquier familia africana destruida por la esclavitud o que cualquier familia judía destruida por el holocausto. Los medios de comunicación nos quieren hacer creer que el clan FK ha sufrido una cantidad desproporcionada de daño. Su daño es, sin duda desproporcionadamente público, pero eso es debido a que el clan es rico y famoso, no porque esté maldito. Su daño ha sido desproporcionadamente destacado debido a que algunos miembros del clan han sido muy influyentes.

En su intento de reforzar el mito de la maldición de Kennedy, los medios de comunicación han incluido los daños causados por sí mismos como tragedias. Emborracharse y dejar a una chica ahogarse es una tragedia para la familia de la chica, no para el clan Kennedy. Morir en un accidente aéreo cuando no debías volar, una violación, la conducta temeraria en una pista de esquí, tener un romance con una niñera, ser arrestado por posesión de heroína y morir por sobredosis no son tragedias. Ser mujeriego, el fiasco de Bahía de Cochinos, trabajar para Joe McCarthy y meter a EE UU militarmente en Vietnam fueron elecciones. Si hay una maldición aquí, es la de la abundancia de dinero, poder y tiempo libre combinados con el gusto por asumir riesgos.

El clan fundado por Joseph P. Kennedy y Rose Elizabeth Fitzgerald cuenta, desde ellos dos hasta sus nietos -incluidos los esposos y esposas de sus hijos-, con 49 miembros nacidos entre 1915 y 1972, de los cuales viven 30. De los más malditos de la generación más maldita, los nueve hijos de Joseph y Rose, queda Jean, cuatro (Rosemary, Eunice, Patricia y Edward) han fallecido en los últimos años a edades avanzadas, dos murieron en la juventud (Joseph cuando luchaba en Europa contra Hitler y Kathleen en un accidente de avión) y dos en la madurez (John y Robert) en sendos atentados, uno cuando era presidente de Estados Unidos y otro cuando era candidato a la Presidencia. Los descendientes de esa generación fueron en total 31, nacidos entre 1954 y 1972, de los que han muerto 5. Cójase cualquier clan estadounidense formado por un número parecido de miembros, nacida la segunda generación antes de la Segunda Guerra Mundial, y a ver cuántos sobreviven en la actualidad.

Si se tiene en cuenta el tamaño del clan de FK, su riqueza, sus extraordinarios logros, y su propensión a tomar riesgos, a continuación, sus desgracias no parecen desproporcionadas. Los medios de comunicación nos quieren hacer creer, sin embargo, que si un miembro de este clan muere en la guerra, le da cáncer o si tiene un trastorno mental, es porque están malditos. Si están malditos, entonces también lo están el resto de millones de personas que sufren la misma suerte.

Si alguien de la familia estaba “maldita” esa era Rose Fitzgerald Kennedy, la cual vivió hasta los 104.

Para saber más…

La maldición periodística de los Kennedy (Magonia)

Los Kennedy: ¿una familia maldita? de la BBC junio de 2002

Categorías:

  • Palabra al azar

    • Fisonomía
      La fisonomía es la interpretación de la apariencia externa, especialmente los rasgos de la cara, para descubrir el temperamento y el carácter predominante de una persona. La fisonomía también se ha utilizado como una especie de adivinación y es a menudo asociada con la astrología. Los rostros que aparecen a la derecha son de Barthélemy Coclès Physiognomonia (1533) y muestran las pestañas de los hombres que se sienten orgullosos, vanidosos, y audaces. Cocles, como otros antes y después de él, trataron de crear una ciencia de algo que cada uno de nosotros hace de vez en cuando: juzgar a una persona por sus características faciales. Los fisonomistas como Cocles suelen decir cosas como que “las personas con narices respingonas son vanas, falsas e inestables, infieles y seductoras“. Los narices respingonas del mundo tienden a despreciar tales tonterías pseudocientíficas. Trescientos años más tarde, MO Stanton escribiría sobre el tipo nariz
  • Ir a los archivos y notas del Escepticcionario

    Skeptic Dictionary