Bioritmos

Los biorritmos son una creencia pseudocientífica que afirma que nuestra vida diaria se ve afectada significativamente por los ciclos rítmicos que pasan por alto los científicos que estudian los ritmos biológicos. La biocronometría es el estudio científico de la ritmicidad y los ciclos biológicos o “relojes”, como el circadiano (del latín circa y dia; literalmente, “alrededor de un día”). Los ritmos circadianos se basan en cosas tales como nuestra sensibilidad a la luz y la oscuridad, que está relacionada con nuestros patrones de sueño / vigilia. Los biorritmos no se basan en el estudio científico de los organismos biológicos. Los ciclos de la creencia del biorritmo no se originaron mediante el estudio científico, ni han sido respaldados por nada que se parezca a un estudio científico. La creencia ha existido durante más de cien años y aún no ha habido una revista científica (journal of peer review) que haya publicado un solo artículo que lo respalde. Se han realizado cerca de tres docenas de estudios que apoyan los biorritmos, pero cada uno de ellos sufre errores metodológicos y estadísticos (Hines, 1998). Un examen de unos 134 estudios sobre biorritmos encontró que se basan en una creencia, que no es válida (Hines, 1998). Es empíricamente comprobable y se ha demostrado que estos son falsos. Terence Hines cree que este hecho implica que los biorritmos “no se pueden calificar de teoría pseudocientífica“. Estoy de acuerdo con el argumento de que los biorritmos no son una teoría, sino más bien un conjunto de creencias. Sin embargo, cuando los defensores de una creencia empíricamente verificable se niegan a renunciar a la creencia ante la evidencia abrumadora en su contra, parece razonable llamar a la creencia pseudocientífica. Porque, de hecho, los partidarios de tal creencia han declarado por su comportamiento que no hay nada que pueda falsarlo. Sin embargo, continúan afirmando que la creencia es científica. Estoy de acuerdo con el argumento de que los biorritmos no son una teoría, sino un conjunto de creencias.

La creencia en los biorritmos se basa más en la numerología , los testimonios y el efecto Forer, las exageraciones en los medios de comunicación y la intuición que en el estudio científico. La creencia se originó en el siglo XIX con Wilhelm Fliess, un médico de Berlín, numerólogo y buen amigo y paciente de Sigmund Freud. A  A Fleiss le fascinaba el hecho de que no importaba el número que escogiera, podía encontrar una manera de expresarlo en una fórmula con relación a 23, 28 o ambos. 2   El último número lo asoció con la menstruación y, por lo tanto, cuando se convenció de que todo el mundo está gobernado por 23 y 28, llamó al período de 28 días “femenino” y al período de 23 días “masculino”. En 1904, varios años después del descubrimiento de Fliess, el Dr. Hermann Swoboda de la Universidad de Viena afirmó que descubrió estos mismos períodos por su cuenta. En la década de 1920, Alfred Teltscher, un maestro de ingeniería austriaco, agregó el período de “mente” de 33 días, basándose en su observación de que el trabajo de sus estudiantes siguió un patrón de 33 días. George Thommen popularizó esta creencia en la década de 1970 (Is This Your Day? How Biorhythm Helps You Determine Your Life Cycles) y Bernard Gittleson (Biorhythm–A Personal Science). Ningún libro proporciona evidencia científica para los biorritmos. Consisten en poco más que especulaciones y anécdotas. Sin embargo, a estas alturas, la idea estática de los períodos fue reemplazada por la noción dinámica de ciclos, que ahora se conocen como los ciclos físicos, emocionales e intelectuales. Curiosamente, no solo el período “femenino” se convirtió en el ciclo emocional, sino que se dice que tanto hombres como mujeres comparten los mismos ciclos físicos y emocionales de 23 y 28 días, respectivamente. Uno podría haber esperado que, dada la diferente naturaleza hormonal de hombres y mujeres, los sexos puedan tener al menos algunos ciclos rítmicos únicos y distintos.

Nuevos ciclos se han añadido en los últimos años. Existe el ciclo intuitivo de 38 días, el ciclo estético de 43 días y el ciclo espiritual de 53 días. Otros afirman que hay ciclos que son combinaciones de los tres ciclos primarios. El ciclo de la pasión es el físico unido al ciclo emocional. El ciclo de la sabiduría es el emocional unido al ciclo intelectual. Y el ciclo de dominio es el intelectual unido al ciclo físico.

Sin embargo, aunque hay muchos ciclos la función es la misma: predecir qué tipo de día es probable que tenga uno.

En términos generales, mientras más positivo sea un ciclo en un momento dado, mejor podrá uno interactuar en ese campo. Por ejemplo, un nivel emocional alto tiende a significar que una persona es más estable, tiene mayor capacidad para tomar decisiones de relación, etc. Esto no quiere decir que cuando el ciclo se encuentra en el rango negativo que la persona no está haciendo bien en ese ámbito, significa que es más difícil hacerlo bien. –Planea exámenes cuando tu ciclo intelectual sea alto. [Facade]

En el momento del nacimiento, los ciclos biorrítmicos se ponen a cero. Saber su fecha de nacimiento, la cantidad de días que ha vivido y dónde se encuentra en cada ciclo puede determinarse para un día determinado. Una tabla biorrítmica para el 24 de julio de 1998, para una persona nacida cuatro días antes se vería así:
Tabla de Biorritmo para un niño de 4 días nacido el 20/7/98

>La línea que va por el medio es la línea cero. Se dice que un ciclo está en una fase positiva cuando está por encima de la línea cero y en una fase negativa cuando está por debajo de la línea cero. Un ciclo comienza en un ascenso para el primer cuarto de un ciclo, luego la mitad del ciclo está en descenso, luego el último trimestre del ciclo regresa a la línea cero. Los ciclos se repiten hasta que mueres. Si viviera para tener algo así como 58 años y 66 días de edad, alcanzaría el punto en el que los ciclos físicos, emocionales e intelectuales regresarían al mismo punto en la línea cero. Para algunos, este es un momento de “renacimiento”.

Según la creencia, cuando se alcanzan ciertos puntos de los ciclos, una persona puede disfrutar de una fuerza especial o sufrir una debilidad especial. Los “días de punto de conmutación”, cuando los ciclos cruzan la línea cero en el ascenso o descenso, son días “críticos”. El rendimiento en los días críticos es supuestamente muy pobre. Incluso se ha predicho que las personas son especialmente propensas a los accidentes en los días críticos. Esta afirmación empírica es fácilmente comprobable. Se ha probado y se ha demostrado que es falsa. Sin embargo, cualquier ciclo con cualquier número de días no tiene un día exacto en el medio, un hecho que ha llevado a algunos “expertos” a hacer algunos cálculos resbaladizos. Por ejemplo, en un “estudio científico”, que según sus defensores dicen respalda los biorritmos, afirma algo así como que el 60% de todos los accidentes ocurren en días críticos, pero los días críticos representan solo el 22% de todos los días. De ser cierto, esta estadística probablemente no se deba al azar y los defensores del biorritmo podrían afirmar justificadamente que esta creencia ha sido confirmada por estos datos. Sin embargo, los biorritmistas incluyen tanto el día anterior como el siguiente a un día de cambio como días “críticos”. Por lo tanto, una estadística precisa sería aproximadamente el 60% de todos los accidentes se producen en aproximadamente el 60% de todos los días, lo que es de esperar por casualidad (Hines).

En cualquier caso, de acuerdo con la creencia, los días críticos son días que desean conocer con anticipación para poder prepararse para ellos. Por ejemplo, si está programado para realizar una prueba que medirá su capacidad de pensamiento, asegúrese de no realizar la prueba en un día en el que su ciclo intelectual está en un punto crítico o bajo. Por supuesto, para hacerlo bien, también debe dormir bien, estar saludable, comer adecuadamente y estudiar, pero ninguna de estas preparaciones le servirán de nada si su ciclo intelectual no está en el lugar correcto. Por otro lado, si eres un corredor de larga distancia, trata de elegir la fecha de tu próxima carrera para que estés en el pico de tu ciclo físico. Por supuesto, debes entrenar adecuadamente, comer bien, descansar lo suficiente, estar saludable, etc.

El peor día de todos, según la creencia clásica (de 3 ciclos), es el “triple crítico”, el día en que los tres ciclos se encuentran en un punto de cambio. Lo peor es el “doble crítico”, cuando dos ciclos se encuentran en el punto de conmutación. Como puedes imaginar, se vuelve muy complicado rastrear todos estos ciclos en sus ascensos, descensos, puntos de cambio, etc. Pero no hace falta un matemático para darse cuenta de que será fácil encontrar casos que se ajusten a la creencia. Por ejemplo, el ciclo físico dura 23 días. Eso significa que cada 11.5 días se produce un cambio de ciclo físico a lo largo del día. Entonces, las probabilidades de, digamos, tener un ataque cardíaco en un cambio físico determinado durante el día son aproximadamente 1 en 11. La mayoría de las personas estarían de acuerdo en que tener un ataque cardíaco es tener un mal día físico. Una prueba empírica válida de la creencia sería recopilar datos sobre las víctimas de un ataque cardíaco y ver si más de un 9% (1 de cada 11) tuvo sus ataques cardíacos en el cambio físico durante días. En su lugar, la evidencia habitual proporcionada por los creyentes es una anécdota sobre Clark Gable u otra persona que tuvo un ataque al corazón durante el día. Hay miles de víctimas de ataques cardíacos cada año y 1 de cada 11 de ellas se predeciría por casualidad para tener el ataque cardíaco durante el día. Por lo tanto, encontrar varios casos individuales de personas que tienen problemas físicos graves en un día físico crítico es de esperar, no algo por lo que sorprenderse.

La respuesta aburrida que evocan las anécdotas, como la historia de Clark Gable, en una persona razonable debería hacer que uno se quede dormido si considera que los biorritmistas generalmente cuentan el día anterior y posterior a un día crítico como días tan malos como ese día crítico. Esto significa que 6 de cada 23 días (26% de nuestros días) son días de peligro para el cuerpo. Por lo tanto, las probabilidades son de 1/4 de que cualquier persona que tenga un mal día físico se encuentre en un punto “crítico”. Las anécdotas de personas que tienen malos días físicos son particularmente intrascendentes dadas tales probabilidades. Una prueba significativa de la creencia podría ser estudiar a las víctimas de un ataque cardíaco. Si significativamente más del 25% de la muestra tiene ataques en días críticos, entonces usted tendría una primicia.

Otra prueba típica, pero inútil, para dicha creencia es hacer un seguimiento de lo preciso que es al registrar cada día y llevar un diario de sus días. La actriz Susan St. James, una ferviente creyente en los biorritmos, una vez describió en un programa televisivo sobre cómo había hecho esto. Si su carta predecía un día emocional bajo, ella estaba molesta ese día. Si su carta predijo un alto físico, se sintió muy bien ese día. En un día en que su ciclo intelectual estaba en un mínimo, no podía pensar con claridad sobre nada. En algunos círculos, esto se conoce como profecía autocumplida, el poder de sugestión o validación subjetiva. Sea como sea que lo llame, no es ciencia.

Para demostrar la locura de usar la validación subjetiva para contar como soporte para los biorritmos, James Randi hizo que George Thommen, presidente de Biorhythm Computers, Inc., hiciera una tabla de biorritmos para Randi y su secretaria. Uno de los oyentes del programa de radio de Randi fue seleccionado para el experimento. Se le daría su propio registro personal y debía llevar un diario del día a día durante dos meses y evaluar su historial con precisión. Informó que el gráfico había sido “al menos el noventa por ciento de preciso“. El desviado Randi en realidad le había enviado su propio gráfico. Le dijo al sujeto que lo había hecho por error. Ella accedió a revisar su diario con su carta real, que Randi le dio. Informó que la nueva tabla era incluso más precisa que la otra. En realidad, le habían dado el historial de la secretaria de Randi . Este tipo de actualización de datos es común entre los creyentes en pseudociencias como la astrología , la grafología y los biorritmos. De hecho, se han realizado pruebas similares de validación subjetiva, con resultados idénticos, en tablas astrológicas y lecturas grafológicas. El engaño de Randi, por supuesto, no tenía la intención de refutar los biorritmos, sino de llamar la atención sobre el problema de la validación subjetiva, algo que los devotos de la astrología, la grafología y los biorritmos ignoran sistemáticamente.

Los Biorritmos son una pseudociencia porque ha habido varias pruebas significativas de la creencia, todas fallando en apoyarla (Hines, 1991), pero sus defensores se niegan a renunciar a la creencia. Los defensores de esta creencia tienen más hipótesis ad hoc para explicar las pruebas desconfiadas que islas hay en las Galápagos. Mi favorita es la hipótesis de que algunas personas son arrítmicas, algo o todo el tiempo. Cualquier caso contrario puede explicarse por referencia al caso de ser arrítmico. Otra hipótesis ad hoc favorita se refiere a la afirmación de Thommen de que podía predecir con el 95% de precisión el sexo de un niño mediante los biorritmos de la madre. Si, durante la concepción, el ciclo físico (masculino) de la madre estaba en un punto alto, era probable que se tratara de un niño. Si, durante la concepción, el ciclo emocional (femenino) de la madre se encontraba en un punto alto, lo probable es que fuera niña. Un estudio realizado por WS Bainbridge, profesor de sociología en la Universidad de Washington, concluyó que al usar los biorritmos, sus posibilidades de predecir el sexo del niño eran 50/50, lo mismo que lanzar una moneda. Un defensor sugirió a Bainbridge que los casos en los que la creencia era errónea probablemente incluían a muchos homosexuales, que tienen ¡Identidades sexuales indeterminadas!
Cuando las anécdotas no se ajustan a la creencia, es probable que los biorritistas la modifiquen. Por ejemplo, una de las formas más comunes de defender la creencia ha sido señalar que las grandes hazañas ocurren cuando son altas en un ciclo. Los defensores comúnmente citan el ejemplo de Mark Spitz (nacido el 10/2/1950) en una fase física y emocional alta cuando ganó siete medallas de oro en los Juegos Olímpicos de 1972.

Tabla de Biorritmo para Mark Spitz (9/5/72)

Observe cómo los ciclos emocionales y físicos de Spitz convergieron el 5 de septiembre, el día de la masacre de Munich. ¿Coincidencia? No para las mentes inquisitivas. Sin duda esto es evidencia de sincronicidad. Tenga en cuenta, también, que su ciclo intelectual fue muy bajo durante este período ¿Por qué no concluir que lo hizo tan bien físicamente porque su mente estaba inactiva? Por lo tanto, no se distrajo con ningún pensamiento serio, un obstáculo conocido para el rendimiento deportivo. Por supuesto, la idea más simple es que lo hizo tan bien porque era un muy buen nadador. Los que tienen una inclinación lógica podrían usar la navaja de Occam para rechazar los biorritmos a favor de esta explicación más simple.

Sin embargo, Reggie Jackson, quien fue inaugurado en el Salón de la Fama del Béisbol y nació el 18 de mayo de 1946, tuvo el mejor día en su brillante carrera el 18 de octubre de 1977. Ese día conectó tres Home Runs consecutivos con tres lanzamientos consecutivos. tres lanzadores diferentes para ayudar a los Yankees de Nueva York a ganar el juego y la Serie Mundial contra los Dodgers de Los Angeles. Los ciclos de Jackson estaban todos en el extremo inferior de sus fases negativas ese día.

Tabla de Biorritmos para Reggie Jackson (10/18/77)

Russ Streiffert tiene una explicación.:

“Los estudios han demostrado que la ubicación en los datos gráficos puede ser menos importante que la tendencia o en qué dirección está [sic]. Esta es una interpretación dinámica en comparación con las vistas anteriores. Comenzando brevemente en la parte inferior del gráfico, tenemos una mayor descarga de recursos (disponible) … luego descarga máxima a través de la línea central … luego disminución de la descarga que se aproxima a la parte superior. Comenzando de nuevo hacia abajo tenemos una recarga creciente (no disponible) … recarga máxima a través de la línea central … luego disminuyendo la recarga acercándose abajo. En la gráfica anterior, observe cómo los recursos del Sr. Jackson parecen estar cargados (disponibles) y sincronizados el 18 de octubre de 1977. Si bien esto no constituye una prueba de que estos ciclos contribuyeron a sus logros, parece ser una excelente correlación y ciertamente no es una refutación”

Los estudios que han demostrado esto no son citados por el Sr. Streiffert.

Entonces, cuando los datos parecen entrar en conflicto con lo que sería predicho por la creencia, debemos involucrarnos en un nuevo tipo de interpretación. Reggie Jackson no estaba en una fase negativa de todos los ciclos; Estaba “cargado y sincronizado”. Debemos pensar en términos de recargar nuestra energía a medida que ascendemos en un ciclo y descargar energía a medida que descendemos (¿o es al revés?). En esta vista dinámica y energética, incluso los días en la fase negativa de un ciclo pueden ser buenos y los días en el ciclo positivo pueden ser malos y viceversa, dependiendo de si son ascendentes o descendentes, de carga o descarga, disponibles o no disponibles. Tales construcciones pueden hacer que sea imposible refutar los biorritmos, pero lo hacen imposible de probar y tan resbaladizos como de poca utilidad para predecir el futuro. Lo que era una creencia pseudocientífica porque sus defensores continuaron apoyándola, aunque falló todas las pruebas empíricas científicas, ahora es una pseudociencia porque afirma ser científica pero no es empíricamente comprobable. Todo puede adaptarse a la creencia, incluso las lecturas contrarias como las de Mark Spitz y Reggie Jackson, quienes merecen más crédito por sus logros de lo que los biorritmos pueden proporcionar.

Véase también rumpología.

Notas:

1 Las cartas de Freud a Fliess se conservaron, para gran consternación de Freud. Se publicaron por primera vez en inglés como Origins of Psychoanalysis: Letters to Wilhelm Fliess Drafts and Notes, 1887-1902. Editado por Marie Bonaparte, Anna Freud y Ernst Kris, traducción de Eric Mosbacher y James Strachey (Londres: Imago Pub. Co., 1954). Se encuentra disponible una traducción más reciente de Jeffrey Moussaieff Masson: The Complete Letters of Sigmund Freud a Wilhelm Fliess, 1887-1904 (Cambridge, Massachusetts: Belknap Press de Harvard University Press, 1985). La obra maestra de Fliess se titula  The Rhythm of Life: Foundations of an Exact Biology(Leipzig: 1906).. Hay una discusión de Freud, Fleiss y biorritmos en Frank Sulloway’s Freud: Biologist of Mind (Cambridge, Mass:; Harvard University Press, 1993).

2  ¿Cómo se le ocurrió a Fliess su creencia sobre la magia de los números 23 y 28? Martin Gardner escribe:

La fórmula básica de Fliess se puede escribir 23x + 28y, donde x e y son enteros positivos o negativos. En casi todas las páginas, Fliess ajusta esta fórmula a los fenómenos naturales, desde la célula hasta el sistema solar … No se dio cuenta de que, si cualquiera de los dos enteros positivos que no tienen un divisor común se sustituye por 23 y 28 en su fórmula básica, es posible expresar cualquier entero positivo como sea. ¡No es de extrañar que la fórmula pudiera adaptarse tan fácilmente a los fenómenos naturales! [Gardner pp. 134-135]

Para saber más….

Libros y artículos

Gardner, Martin. Science: Good, Bad and Bogus (Buffalo, N.Y.: Prometheus Books, 1981), ch. 11, “Fliess, Freud, and Biorhythm.”

Hines, Terence M. “Comprehensive Review of Biorhythm Theory,” Psychological Reports, 1998, 83, 19-64.

Hines, Terence. “Biorhythm Theory: A Critical Review,” in Paranormal Borderlands of Science,  ed.  Kendrick Frazier (Amherst, N.Y.: Prometheus Books, 1991).

Hines, Terence. Pseudoscience and the Paranormal: A Critical Examination of the Evidence (Buffalo, NY: Prometheus Books, 1990).

Randi, James. Flim-Flam! (Buffalo, New York: Prometheus Books,1988), ch. 8, “The Great Fliess Fleece.”

websites (for entertainment purposes only!)

Biorhythmic chart generator

Facade biorhythm chart generator

Trusted Tarot Last updated 12-Sep-2014